viernes, 30 de enero de 2009

Colectivo progresista

Un colectivo progresista compuesto por un profesor de planta y asesorado por alguien con doctorado -bajo la dirección de Günther Jakobs- estuvo a punto de llevarme a la cárcel por una burla escrita hace casi un año en este blog. Pasado el ciclón de injurias e insultos que desató el chascarrillo, vuelvo al tema.

Pero antes, recordemos los hechos: un profesor español escribió en su blog una nota sobre sus experiencias negativas como conferencista en Colombia y otro profesor, criollo y activista, recogió el guante para devolver la injuria. En la mitad de la pelea, escribí una nota burlándome de la indignación del togado nacional y recibí un insulto de un personaje que firmaba como E.Lamprea. Como a mi eso del insulto se me da bien, recordé un apodo de E.Lamprea y le monté un numerito en este espacio a manera de retaliación. Sin querer queriendo se armó un boroló en el que participaron decenas de anónimos que injuriaron, insultaron y se burlaron de E.Lamprea. Según me contó el verdadero Lamprea en una carta que todavía guardo, algunos de estos paracos lo amenazaron bajo el alias de "Otelo", al parecer, un frente disidente de corte isabelino.

Cansado del asunto, desmonté las entradas y quedé con Everaldo de discutir el asunto en un foro que él se encargaría de organizar en la Universidad de los Andes. Por razones que desconozco, Everaldo y la señora que adelantó estudios de doctorado bajó la tutoría del profesor Jakobs y que me visualizaba en la carcel, no organizaron el foro y el tema fue olvidado. O se les olvidó a ellos, porque a mi no.

Algunos todavía me dicen que no he debido desmontar las entradas y que debería haber permitido que me llevaran a los tribunales para convertirme en una especie de Larry Flint nacional. A mi me bastaba con ir al foro para defender el derecho a la sátira, o por lo menos, para aclarar que no era una especie de Goering que saca la pistola cada vez que oye la palabra "academia".

De todo el asunto aprendí un par de cosas. Los blogs magnifican la burla de corrillo hasta el punto de manchar el buen nombre de personas por asuntos banales. Esto lo ha explorado Daniel Solove en un libro que se llama "The Future of Reputation". En este caso, lo más sensato era borrar las entradas que afectaban tontamente el buen nombre de Everaldo. Fue por esto, y no por miedo a la amenaza de la doctorada bajo la tutoría de Gunther Jakobs, que retiré las entradas sobre E.Lamprea. Lo otro que aprendí, fue el doble estandar tan chistoso que se maneja en la academia. Las poses y los discursos progresistas les fascinan, pero ante la más mínima burla, están dispuestos a mandar a la guandoca al payaso. No sin antes tildarlo de patético, fascista, resentido y transformar el mundo en una lucha entre los progres contra los no sé... los retros. La contradicción es más que evidente.

Por último, la academia colombiana, o al menos la que se doctoró bajo la batuta del profesor Gunther Jakobs, se toma demasiado en serio su papel. Tal vez por eso es que la burla les incomoda tanto.

27 comentarios:

Carolina Andújar Córdoba dijo...

Carrot,

Me gustaría que citara los parrafitos donde se lo acusa de usar suéteres caros que parecen viejos y de tomar whiskey; por lo menos que alguien tenga una imagen tan inmoral de usted es digno de mencionar.

Es aterrador que tantas personas se tomen a sí mismas tan en serio, sobre todo las que se sienten parte importante del mundo académico. Y lo peor es que nunca aplican sus discursos... pero eso las convierte en las víctimas perfectas de un blog de sátira: se van a sufrir cada chiste.

Pues me habría parecido muy bobo de su parte si se hubiera dejado encarcelar por un ideal. Qué rico el sarcasmo pero no creo que valga la sodomizada, ¿sí o qué?

Espero que este post sea el preludio de la justa reinserción de las lecturas prohibidas o al menos partes de ellas.

Camilo Jiménez dijo...

Adhiero a Carolina: cite fragmentos. ¿O será que lo vuelven a meter en problemas? No creo, ya deben tener unas 10 o 15 peleas casadas desde entonces. Usté ya debe ser una causa histórica para ellos.

Por otra parte, yo la verdad no sé qué sería peor, más aburrido: un carcelazo o un foro académico. Y ya que estamos en el tema, le cuento: intento mantenerme alejado de los textos que produce la academia: 'papers' que aparecen en 'journals' y demás parafernalia, pero a raticos por mi trabajo me toca leer cosas de esas. Como en estos días estoy en ánimo antológico, comparto un par de citas que encontré en un artículo de una revista académica de antropología:

"Para los geógrafos actuales, el territorio no se reduce a la noción euclidiana de un espacio mensurable, sino que refiere, entre otros, el proceso de ocupación mental de un espacio que queda simbolizado y al que, en la misma medida, se le atribuye un sentido que promueve la afectividad de un grupo social".

"El geosímbolo es un marcador espacial, un signo en el espacio que refleja y forja una identidad [...] Los geosímbolos marcan el territorio, son símbolos que arraigan las iconologías en los espacios-lugares. Delimitan el territorio, lo animan, le confieren sentido y lo estructuran".

"La frontera que marca la mismidad de la nación interrumpe el tiempo autogenerante de la producción nacional y altera la significación del pueblo como homogéneo. El problema no es simplemente la mismidad de la nación como opuesta a la alteridad de otras naciones".

Hombre, ¿cómo van a tener humor personas que se pasan sus tristes días leyendo cosas de esas para después compartirlas con estudiantes apáticos? ¿Que se pasan sus días escribiéndolas? Con razón están tan bravos siempre. Yo lo estaría, e intentaría meter a la cárcel al que me venga con chistecitos e "ironías".

JuanDavidVelez dijo...

El libro que pusiste ahi se ve interesante, ademas, es gratis. Lastima que mi comentadera de las ultimas semanas ya me tiene en problemas laborales y no lo puedo leer todavia, ahi lei un poquito y esta escrito en la clase de ingles al que soy capaz de meterle el diente (por ejemplo, a Tom Wolfe en ingles no le entiendo nada).

Mira este ensayo que habla tambien de los comentarios en los blogs. En ese ensayo, el autor clasifica los diferentes tipos de comentarios. Por cierto, tranquilos, no esta escrito en el lenguaje de la mismidad y la alteridad. Ahi les pongo el primer grupo de esa clasificacion.

"1. Name-calling.

This is the lowest form of disagreement, and probably also the most common. We've all seen comments like this:

u r a fag!!!!!!!!!!

But it's important to realize that more articulate name-calling has just as little weight. A comment like

The author is a self-important dilettante.

is really nothing more than a pretentious version of "u r a fag.""

Como han visto yo soy puras aguas tibias, pero me voy a permitir un comentario radical: La academia, toda, es aburrida. Y absurda, !tratar de encarcelar a alguien por una burla!

Señores academicos no me encarcelen, yo entiendo la gran importancia que tienen, pero que son aburridos, son aburridos.

Apelaez dijo...

Va pues. Cuando colgué la carta entera a pedido de Everaldo, encabecé la carta con esto:

Publico una carta que me mandó Everaldo Lamprea en donde afirma que el no es el Everaldo Lamprea que me insulto el otro día. Como el cretense, que afirma que todos los cretenses mienten, no se si este Everaldo sí es Everaldo, o si miente, como el otro Everaldo.

Va un extracto del Everaldo impostor:

Debe ser uno de esos charlatanes de Oma que se levantan niñas con citas obvias. Veo sacos de lana que hace pasar por algo viejos, pero realmente son carísimos...

Curioso concepto ese de los sacos que parecen viejos pero son carísimos. Yo sigo tratando de encontrar algo así en el mercado.

Va un apunte del verdadero Everaldo:

(...)sus entradas en contra de Profesores como César Rodríguez, contra quienes ustedes llama "socialbacanes" y con todo lo que le huela a academia y a intelectualidad, me hizo recordar el famoso intercambio entre Don Miguel de Unamuno y el General Millán-Astray... aquí me dormí por unos minutos.

Sigue un biopic:

Quien quiera mirar mi hoja de vida está disponible en la página CVLAC de Colciencias. Obtuve excelentes notas durante mi carrera, las cuales me permitieron ganarme una beca Fulbright, la cual no se concede por amiguismos ni influencias. La concede el Dpto. de Estado de los Estados Unidos. A ésta, porque reconozco a varios de los insultadores de su blog, jamás podrían aspirar quienes sostienen que me la gané por influencias. Sus argumentos son absurdos y revelan la ancestral envidia criolla. Me gradué con honores de una maestría en derecho en la Universidad de Georgetown, y recientemente obtuve una beca de doctorado para los Estados Unidos, a donde me voy en los próximos meses. (...) Tengo varias publicaciones nacionales e internacionales, y distinciones de Conciencias. Le recomiendo un libro que se acaba de publicar en Español (el original está en la editorial Verso, U.K.) que se llama "Rediseñando la Distribución", en donde soy coautor.

Y no podía faltar la referencia a Goering o a Goebels o a cualquier nazi atribuida a este pecho:

Cuando oigo hablar de cultura, quito el seguro de mi pistola".

Y va a ser que si, cuando oigo expresiones como "cine arte", "lúdica" "danza experimental" o cosas como la definición de estado de la nueva constitucion de bolivia:un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías

F. Escobar dijo...

Fue el colmo lo que te pasó, Apelaez, pero no creo que sea cuestión de "la academia". Entiendo perfectamente que alguien diga que la academia es aburrida, porque en buena medida lo es, pero no toda. Umberto Eco, por ejemplo, de aburrido tiene muy poco, incluso en su voz más académica como semiótico. Y además en la academia están algunos de los más grandes defensores de la libertad de expresión; ejemplo Chomsky, por citar sólo uno, que se habría hecho encarcelar con vos si la cosa hubiera llegado hasta ese extremo vergonzoso. Los textos académicos de EEUU e Inglaterra bien hechos, por ejemplo, tienden a ser muy legibles y muy claros. Los textos académicos también responden a convenciones y estilos, como todo tipo de textos.

Creo que Carolina y Camilo Jiménez tienen razón en querer ver los textos problemáticos del blog. Y creo que Apelaez hace bien en querer proteger al verdadero Lamprea, que además es muy amable. Si lo que le preocupa a Apelaez son los comentarios agresivos, ¿por qué no resucitar por lo menos tu entrada original?

Y, bueno, si el discurso de la mismidad fue pesado, creo que estos párrafos, que son reales (sin un solo cambio), tomados de una sentencia de una alta corte nacional (como Apelaez sabrá), son ya el colmo. (Y son típicos de ese discurso judicial, no excepcionales).

"Empero, bien mirados estos medios de persuasión, ya aisladamente o de manera asociada con vista en el contenido indiciario que ellos revelan, incluso enlazándolos con los que vienen de analizarse en los literales que anteceden, constitutivos igualmente de indicios, encuentra la Corte que aun resultando erradas las apreciaciones del fallador en el tema del mandato, no es posible de todos modos afirmar que la única posibilidad probatoria que de éstas adviene es la que propone el recurrente, lo que desde luego descarta terminantemente la existencia de un error de parte del tribunal con las características que autorizan el quiebre del fallo en casación, que como se sabe, ha de ser estrepitoso, al punto que aflore a simple golpe de vista.

Y no tiene ese cariz especialísimo, porque en efecto, para el sentenciador fue fulminante al desestimar las súplicas de la demanda inicial el que con posterioridad a todas esas circunstancias indiciarias evocadas en el recurso, la demandante hubiese reconocido que los dineros depositados en la cuenta corriente eran del causante, cual lo dedujo de la prueba documental mencionada, vale reiterarlo una vez más, de las copias de algunos de los recibos de caja que aquella expidió en esa gestión, del cheque girado por el Banco de la República para el pago de los rendimientos y la amortización de los bonos agrarios y de los extractos de la cuenta corriente."

(Por favor miren el tamaño de las frases).

¿Dónde queda el humor (y el estilo para escribir) de quienes tienen que leer este tipo de escritos cotidianamente? Riesgoso, ¿cierto?

Apelaez dijo...

Cierto. Y tambien es verdad que Everaldo es buena papa, yo me escribi varios mails con el y siempre fue muy amable. Y no solo amable, tambien es un tipo bien preparado y seguro va a ser un academico destacado. Eso toca dejarlo claro para que despues no vengan con que uno lo que es es un resentido o con que Everaldo es un esto y lo otro.

Y si, la academia puede ser chevere, yo tambien leo a cada rato cosas academicas interesantes. Debo decir que por lo general las cosas mal escritas estan relacionadas mas con el activismo izquierdo/academico o a las ciencias sociales mas "trasgresoras", que con la academia util. Lo que pasa es que tambien es facil ser un charlatán de las ciencias sociales, eso queda claro.

Ah el otro problema con algunos academicos es q suelen ser muy soberbios y eso es jodido, sobre todo para el tema del humor

maggie mae dijo...

yo creo que la academia y el humor no se puede mezclar. Si uno dice mismidad, para seguir con el ejemplo, ¿uno donde mete el chiste?
un ejemplito:
"En el momento en que colocan al espectador en el campo de su visión, los ojos del pintor lo apresan, o obligan a entrar en el cuadro, le asignan un lugar a la vez privilegiado y obligatorio, le toman su especie luminosa y visible y la proyectan sobre la superficie inaccesible de la tela vuelta. Ve que su invisibilidad se vuelve visible para el pintor y es traspuesta a una imagen definitivamente invisible para él mismo. Sorpresa que se multiplica y se hace a la vez más inevitable aún por un lazo marginal"
Esto es Foucault (las palabras y las cosas, hablando de Las Meninas de Velásquez). Si uno escribe cosas así no tiene tiempo para reírse, y menos para entender que alguien pueda reírse de uno. Como decía Caro, se toman demasiado en serio todo. Y no vale la pena.

Lanark dijo...

Hombre, y yo que, comenzando a leer el texto, me había ilusionado con nuevos reportes de avistamientos de el rey (en la foto, una escultura que no me canso de ver en el museo Kelvingrove).

Pero bueno, la transcripción de los extractos de la carta ya nos dejan satisfechos a los asiduos de DobleMachete.com. Otro coletazo del incidente fue, les recuerdo, nuestro trato con el entrañable financista flamenco y coleccionista de diplomas Richard van Egas. Uno si goza barato en esta vida, carambas.

Sobre el sentido del humor y la academia, me permito meter la cucharada con mis apreciaciones al respecto.

La academia no es contraria al sentido del humor, para nada. Lo que pasa es que algunas disciplinas adolescen de una legitimidad cuestionada constantemente, y eso hace que insistan en jugar al juego con énfasis en la regla que dice que hay que jugar como si fuera en serio.

Eso se ve, por ejemplo, en la sentencia que menciona F. Escobar o el filósofo alopécico que menciona Maggie Mae. También en la gran mayoría de "marxistas rococó" y posmodernos. Y es que si uno puede salirse con la suya haciendo interpretaciones lacanianas de las declaraciones de Paris Hilton, no puede forzar la suerte mamando gallo al mismo tiempo: tiene que parecer serio.

Si uno se asoma al mundo de las disciplinas que están más allá de todo cuestionamiento, como las matemáticas, la física o la química, se ve que los únicos que se esfuerzan por parecer serios son los principiantes; ahí no es la legitimidad de la disciplina la que se está protegiendo, sino la del autor.

Como antier me encontré un artículo sobre probabilidades cuánticas donde definen "probabilidad" en un párrafo, y después proponen un mejor concepto llamado "sqwirdleflunkicity", con una definición exactamente igual. Dicen que el segundo es más fácil de entender, porque no se llama probabilidad.

No sé si publicaron eso en una revista importante, pero no me parece imposible. Se permite una cierta mamadera de gallo, si viene junto con algo de trabajo de verdad.

Lanark dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lanark dijo...

Uy, filósofo alopésico con C. Vergüenza con diéresis para mi.

maggie mae dijo...

jajaja, filósofo alopésico!!! muy bien!!!
Richard van Egas? eso tiene que ser un chiste, no?
aquí en Medellin en una universidad el director del centro de idiomas, hizo un el libro para dictar inglés, y puso como autor a Ed Ospin, el man se llama Edgar Ospina. No sobra decir que el texto es malísimo y lleno de errores.

Mónica dijo...

Saltando de blog en blog llegué a este y me gusta. Como acabo de llegar no tengo nada para decir del asunto de la entrada, pero me dieron ganas de meterme en los comentarios por el tema del humor y la academia, que me hizo recordar un libro que leí hace muchos años y es una muestra de lo contrario. Es The Innocent Anthropologist, de Nigel Barley, un trabajo de campo con una tribu de Camerún en el que el tipo se ríe de él mismo, pero también es riguroso en la descripción de su trabajo antropológico. El resultado es un libro divertidísimo para los que no somos antropólogos, pero a la vez serio para los que sí. Sé que puede ser un "caso aislado" (como dicen los periodistas), pero también creo que es posible, que no son mutuamente excluyentes academia y humor, pero sí hay que ser más inteligente para eso que el acedémico promedio.

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...

Hay muchas areas en las que uno no debe aspirar a entenderle a los academicos, por ejemplo, uno a Lanark que le va a entender nada, ni mas faltaba, eso es algo muy especializado, pero por ejemplo, a los academicos de la administracion de empresas o de la ingenieria industrial, yo creo que esos si que se deben hacer entender y TIENEN que ser capaces de explicar sus cosas con fluidez. En muchos casos ellos oscurecen su conocimiento innecesariamente, por los motivos que dijo Lanark, busqueda de legitimacion.

Tengo un amigo que es academico, nada mas y nada menos que computacion cuantica, eso no lo entiende sino el. Es muy buena gente mi amigo, en las borracheras cuando perdemos el juicio le pedimos que nos explique alguna cosita, mi amigo ahi todo borracho contandonos de eso y nosotros gringos.

(mi amigo academico es chiquitico y es profesor, somos muy amigos desde la universidad, nosotros le decimos "juancarlitos, ¿a vos si te paran bolas los alumnos?", el responde "pues hermano, la verdad es que despues del primer parcial me hacen mas caso")

JuanDavidVelez dijo...

Que pena otra vez. Tengo (tenia) una amiga academica, ella era una reina (una mamasota), ademas era muy inteligente y buena persona. Una vez le dije que me explicara una cosa y ella en forma muy educada me dijo "no puedo, es que me tocaria forzar mucho el lenguaje y me da pereza".

F. Escobar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanDavidVelez dijo...

Vea pues como es la cosa, les voy a revelar un secreto, si ya lo saben me disculpan, pero aca esta: los ingenieros de Medellin no sabemos matematicas, los de ninguna universidad, ni las privadas ni las publicas. Es verdad que vemos varias materias de matematicas (12 cursos). Pero no sabemos matematicas. Creo que los que mas matematicas saben son los ingenieros civiles. De resto, de resto es pura "tramadera", no sabemos.

Pues, sabemos sumar, restar, dividir y multiplicar, sabemos calcular promedios, pero poco mas que eso. Otra cosa es que uno va al libro y entiende, pero de saber no.

Ahi esta. Voy a escribir "el secreto 2 parte" y me voy a volver millonario.

Ojala yo este equivocado, ojala el unico burro sea yo, pero eso es lo que me dicen mis 10 años de experiencia profesional.

JuanDavidVelez dijo...

Como sera que en mi opinion no hay nada mas poderoso que la regla de tres simple (la compuesta es una herramienta para especialistas, pues, eso pienso yo).

Apelaez dijo...

Escobar: De acuerdo, la academia y los academicos no tienen porque incluir el humor en sus obras o en sus clases. Nadie esta pidiendo profesores vestidos de mimos o papers con chiste incluido. El asunto es que la falta de humor no es solo falta de chascarrillo, sino falta -paradojicamente- de seriedad. El humor es un buen antidoto contra la pedanteria de mucho escrito academico.

Aclaro: la queja es contra el abuso de la complejización innecesaria y ridicula de muchos escritos academicos. Usemos un ejemplo citado por Camilo:

"Para los geógrafos actuales, el territorio no se reduce a la noción euclidiana de un espacio mensurable, sino que refiere, entre otros, el proceso de ocupación mental de un espacio que queda simbolizado y al que, en la misma medida, se le atribuye un sentido que promueve la afectividad de un grupo social".

Esa frase es una muestra de tontería solemne que solo busca enredar para pasar una idea básica por una genialidad académica. El parrafo, en realidad dice una perogrullada: la geografía no es sólo cartografía, la geografía busca estudiar al ser humano a través del medio en el que vive. O si lo quiere para niños: la geografia es más que mapas. Asi de basica es la idea y no solo es básica, es vieja. Así que no es correcto afirmar que asi usan el concepto de geografia "los geografos actuales..."

La queja es entonces contra la academia como refugio del tonto solemne. Y sólo un tonto no es capaz de reirse de las tonterias que el mismo escribe. Por eso, el humor contra la tonteria, el humor como antídoto contra la hybris (o la soberbia para los que son unos perros incultos que no se han leido un puto clásico griego, o que no saben griego clásico).

Todos contra la academia!! El pueblo ignorante jamás sera vencido. A las antorchas muchachos hay mucho libro por quemar!!!

F. Escobar dijo...

(Apelaez ya me respondió a esto, pero lo retiré y lo vuelvo a poner para aclarar un posible malentendido).

Me da hasta pena insistir, pero voy a ser breve. La academia no tiene por qué ser chistosa. Hay académicos con buen sentido del humor, como Eco. Pero no tienen que ser así, y mucho menos cuando hacen textos académicos. Lanark menciona algo interesante sobre las disciplinas ya consolidadas, pero ahí la distinción relevante es entre los textos de divulgación y los internos a la disciplina. Los primeros tienen que ser mucho más ligeros que los segundos. Uno no le exige humor a una prueba matemática escrita para matemáticos, ni a un texto sobre la fiducia escrito para abogados. Se exigen otras cosas: rigor, claridad, etc. Uno no tiene por qué encontrar humor en todos los géneros que lee, y eso no los desprestigia. Creo que m fue un poco injusta citando a Foucault, que es bien conocido por ser casi ilegible (junto con buena parte de la escuela francesa); por eso reivindiqué la escuela norteamericana, que no tiende a ser así. En general no debe sorprendernos que el lenguaje técnico de una disciplina ajena a la de uno sea difícil de entender, como en los dos ejemplos que menciona JDV. Eso sí: que escriban claro, por favor (me refiero a los académicos). El problema del humor, para mí, es que leer tantos textos "serios", y sólo de esos textos, le puede atrofiar el sentido del humor al lector cuando se siente a un teclado a escribir algo propio.

Bueno el comentario, Lanark, sobre las lecturas lacanianas de Hilton.

Carolina Andújar Córdoba dijo...

"La queja es entonces contra la academia como refugio del tonto solemne. Y sólo un tonto no es capaz de reirse de las tonterias que el mismo escribe. Por eso, el humor contra la tonteria, el humor como antídoto contra la hybris (o la soberbia para los que son unos perros incultos que no se han leido un puto clásico griego, o que no saben griego clásico).

Todos contra la academia!! El pueblo ignorante jamás sera vencido. A las antorchas muchachos hay mucho libro por quemar!!!"

Ay, Alejo, ¡qué cosa tan chistosa! Están regios tus comments.

Diego Fonseca dijo...

A, creo que me he perdido una discusión importante (o el inicio de ella). Y curiosamente sobre un tema que me interesa. Algún modo de acceder a esos materiales que menciona, desde la pelea para acá?

Johan Bush Walls dijo...

Diego, últimamente en este blog han habido discusiones importante, pero han sido temas bien colombianos, pero eso no le quita la diversión a la lectura, se siente con ganas de meterse y tomar partido, pero no hay mucho que decir, por eso comento aquí hasta hoy, porque encontré una cuñita, un punto en donde apoyar mi comentario. Que quede constancia que he estado leyendo y me divierte el papel de espectador.

Por cierto, Diego, o los que pasan por acá, en el blog de Camilo hay tremendo despelote de anóminos, vayan para allá que también está divertido. Espero que Camilo así lo piense.

Salú pue.

JuanDavidVelez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Apelaez dijo...

don juanda, la ventaja de ser el administrador del bló es que los comentarios -aunque los borren- aparecen en mi correo. Así que de acuerdo con todo, hasta con lo de blog menor, saluos!

diablerie dijo...

Lo del caso e.lamprea me acuerdo que todo comenzó por la actitud lamesuelas de este para con cierto catedrático español de poca monta y el catedrático colombiano de poca monta que le contestó....le atacamos a raíz de sus artículos en revista semana y sacaron a relucir sus fraudes y su actitud lamberta en LOS ANDES que lo llevaron a la candidatura de doctor en derecho o ciencia pollitica. Como ataqué a los andes y a un resto de universidades culombianas de garaje (todas) "EL DOCTOR MACHETE" publicó un artículo en mi contra...EL CUAL AGRADECERÍA retire al menos mis fotos...so pena que lo denuncie en la fiscalía por difamación, calumnia e injuria.........