miércoles, 8 de octubre de 2008

Las librerías en Bogotá


Ver mapa más grande

Hace ya rato, Nicolás Morales escribió en Arcadia un réquiem por las librerías muertas. En su columna, Morales trataba por un ladito el tema de la concentración de las librerías en el centro y norte de Bogotá. Para ilustrar el punto, hice un mapa de las librerías; en azul, están las librerías "independientes" (para simplificar, son las que tienen menos de tres sucursales), y en rojo, las cadenas de librerías (Panamericana y Librería Nacional). Los datos los tomé de la lista de librerías que distribuyen las publicaciones del Grupo Editorial Santillana.

Del mapa queda claro que hay un eje libresco que va paralelo a los cerros y tiene unos clusters en el centro, chapinero, el antiguo country y unicentro. El eje bien puede coincidir con las zonas comerciales de la ciudad, por lo que no es de extrañar que las librerías se concentren en las mismas zonas. Lo interesante es el contraste entre las zonas de influencia de las librerías "independientes", y las zonas cubiertas por las dos cadenas "dependientes". Son estas últimas las que están llevando el libro a la periferia de la ciudad y colaborando en la masificación de la lectura entre las clases menos acomodadas. ¡Un hurra por las grandes cadenas!

P.D. Morales no contó bien. En el sur no hay tres librerías, hay cinco. Y en el Occidente no hay una, hay cinco (siete contando las del aeropuerto), salvo que Suba, como Cuba, no se considere parte de occidente.

11 comentarios:

Maldoror dijo...

Apelaez, me parece que su entrada adolece de una debilidad y es la idea de que la masificación de la lectura entre las clases populares -¿Existe esa masificación, antes que nada?- es producto de las grandes cadenas. No sé porque sospecho que las clases populares, como las clase medias medias, compran muchos de sus libros más bien en tiendas de libros usados o en la calle. Y no sé porque sospecho que mucho de lo que deben leer lo leen en las grandes bibliotecas públicas creadas por el distrito en los ultimos años, como la del Tunal.

Prometeo dijo...

Yo diría que la "masificación" del la lectura es una mirage. ¿Será que si a la Panamericana le estuviera hiendo tan bien en el negocio de los libros, se hubiese expandido al modelo de ubersupermercado el cual se ha convertido hoy en día? Ud. entra hoy en día a estas "librerias en cadena" y encuentra de todo, solo falta la sección de frutas y le competiría al Exito.

Y las cifras indican claramente que no hay masificacion de la lectura. Según Camilo Herrera (revista P&M)"en la capital mundial del libro, un bogotano asigna 0,12% de su consumo mensual, cerca de $640 pesos al mes, que sería igual a $7680 anuales" y pues con esto uno no alcanza ni a comprar los dos primeros capítulos de un libro en la Panamericana, razón por la cual la piratería es reina en las calles bogotanas.

Otro estudio muestra que el colombiano lee en promedio 4.5 libros al año y este número tiende a caer pues cada día son mas las personas que leen online o simplemente no leen.

Con respecto al comentario de maldoror quien sabe si en realidad estan los bogotanos visitando las bibliotecas públicas, pues Colombia aparece en el puesto 61 en el ranking de los países con mas "miembros" de bibliotecas, muy cerca de las posiciones de Sierra Leona y Albania.

Yo creo que el panorama no es muy bueno para estos locales y cada día veremos como desapareceran los puntos de su mapa.

http://elcomplejodeprometeo.blogspot.com

Maldoror dijo...

Prometeo:

Buenos datos, y de acuerdo, la otra fuente de lectura popular son los libros piratas que venden en la calle.

Apelaez dijo...

Prometeo, como dice Maldoror, buenos datos. Pero aclaremos, claro que no hay una masificación de la lectura en el sentido de que ahora toda la población de Bogotá ande con un libro debajo del brazo. Ni cerquita. Le complemento sus datos. Según un estudio del Jorge Enrique Vargas (está en webpondo), el 85% de los niños colombianos será un analfabeta funcional, es decir, no tendrá la capacidad para entender un texto de tres parrafos.

Pero yo no habló de eso. Yo si creo que una librería, así sea la librería de la panamericana, puede incentivar la lectura de los vecinos. Lo digo más que todo por experiencia propia, muchos de los libros que leí en mi infancia y adolescencia los comprabamos en la panamericana o la Oma del Bulevar Niza que eram las únicas cerquita. Claro, no era la maravilla, pero había cosas buenas para escoger y muchas veces a precios cómodos.

Entiendo que le moleste que la panamericana venda cuanta cosa y que eso le parezca un indicio de que la venta de libros no es negocio para ellos. Creo que no es asi, primero porque antes que de vender libros se dedicaban más a la papeleria y el libro vino como añadidura del negocio. Segundo, porque no sólo venden libros, sino que también los editan y producen en su propia imprenta, si fuera mal negocio, creame que no lo harían.

Sobre los datos de dinero destinado a libros, pues no sé, pero un libro pirata también vale más de 8 mil pesos, están de 10 para arriba. Así que tampoco alcanzaría para eso. Además, prometeo, el dato es un promedio que incluye quien sabe cuantos personajes que destinan 0 pesos. Probablemente si se hiciera una encuesta preguntando cuanto dinero se gasta un colombiano en jamón serrano, le saldría una cifra irrisoria (digamos 15 centavos de peso, que no alcanza ni para un gramo de jamón). Lo cual no quiere decir que no exista un nicho de personas que se gastan sus buenos pesos en jamón serrano, el suficiente para que exista una oferta para satisfacer la demanda de este nicho.

Lo que yo especulo, es que estas librerías en las zonas perifericas alimentan nichos de gente dispuesta a comprar libros en esas zonas perifericas. No será una megarevolución de la lectura, pero es algo, y eso se lo tiene que reconocer a esta gente, por mucho que le parezcan antiesteticas sus
übertiendas.

Maldoror, claro que las bibliotecas han ayudado mucho a la lectura, probablemente mucho más que las tiendas de la panamericana. Pero ese es otro tema.

Prometeo dijo...

Discúlpeme si di una impresión que soy anti-la panamericana, la verdad es que no. Y usted está en lo correcto cuando dice que la panamericana está haciendo dinero, seguro que sí, pero yo creo que la mayoría de sus ingresos están viniendo de otras áreas y no la venta directa de libros. Estamos de acuerdo en que tanto las librerías como las bibliotecas podrían incentivar la lectura, pero ¿están realmente haciéndolo en este momento? Yo no lo creo y planamente creo que se debe a varios factores pero principalmente la falta de tener la facilidad de usar dinero en libros muy costosos cuando otras necesidades más apremiantes agobian.

El dato sobre el dinero que un bogotano destina a comprar libros, por supuesto que es un promedio que incluye los que no compran nada y los que se gastan una fortuna en la lectura, el promedio no será el dato más fehaciente individualmente pero es una radiografía de nuestra sociedad. Estoy de acuerdo que hay nichos que si consideran la lectura como algo primordial en cuanto el crecimiento del alma, pero en un país con las diferencias de Colombia, no trabajar con el promedio total mostraría claramente dos realidades muy distintas, a los más pudientes muy seguramente usando recursos para comprar libros a los niveles de Escandinavia mientras los pobres compitiendo por los últimos puestos del ranking con países del sub-Sáhara.

Y es más, ahora que pienso, yo no vengo de un circulo literario ni mucho menos, pero pensándolo bien a pesar de mis allegados tener los recursos no creo que gasten mayor cosa en la lectura, habrá un mes que leerán un libro y tres que no… y sinceramente creo que esa falta de interés podría venir de la forma como somos inducidos a la lectura en los colegios colombianos. En mi caso éramos casi que “obligados” a leer el libro que el pensum dictaba sin importar si el lector realmente estaba interesado por el tema o el autor y fue únicamente cuando dejé de tener esa “presión” que realmente comencé a disfrutar de la lectura. De pronto es en este campo donde se podría complementar los incentivos hacia los libros con la ayuda de las librerías.

Apelaez dijo...

Prometeo. Vamos por partes. ¿Por qué no cree que las librerías y las bibliotecas fomenten "en este momento" la lectura? Creo entender que es porque los libros son caros, pero pues las bibliotecas no cobran y no entiendo muy bien la relación entre una y otra cosa.

Segundo. A mi el dato del promedio de ingreso dedicado al libro me parece que dice poco. Tocaría usar algúna medida de dispersión para ver como se comportan los datos que promedian. El dato del promedio solito es muy choneto. Y si, probablemente los que compren libros sean las clases más acomodadas. Porque el libro como herramienta de entretenimiento es un gasto suntuario, como ir a Cine. Los ricos también van más a cine por cierto. (Por eso las bibliotecas públicas fueron construidas en zonas de ingresos bajos y no en el parque de la 93)

Sobre lo de los colegios. Una vez alguien aca me dejo un mensaje muy bueno en donde decia que porque nadie se quejaba de que los obligaban a sacar logaritmos o hacer ejercicios de quimica orgánica. Pero bueno, otra discusión.

Maldoror dijo...

Apelaez:

Yo sólo me pregunto ¿Puede alguién de clases populares realmente pagarse un libro en panamericana? Presumiendo que ud pertenezca a mi misma clase social -media alta-, creo que es normal decir que comprar libros en panamericana es más barato, pero no creo que más de la mitad de Bogotá pueda darse ese lujo

Prometeo dijo...

Don Machete :-) creo que maldoror toca el punto al que me refería. Es imposible decir que algo se está fomentando cuando esta fuera del alcance del consumidor, como en este caso los libros, correcto yo creo que las librerías no ayudan al fomento de la lectura debido a sus precios.

Con respecto a las bibliotecas, no tengo mucho conocimiento del tema (la verdad es que nunca las visito) pero la cifra que publique en mi primero comentario claramente indica que si el número de usuarios es tan bajo, algo está fallando pues la gente no está siendo atraída a ellas y pues si la gente no las visita en realidad no interesa si están en el parque de la 93 o en Patio Bonito.

Buen punto el del colegio, touché, sin embargo a muchos por nuestra profesión o trabajo con logaritmos o sin ellos da igual, sin embargo creo que la lectura si podría jugar un papel mucho más trascendental en lo que a educación de la sociedad se refiere y en nuestro país se está menos preciando.

Apelaez dijo...

Prometeo, la panamericana no pone libros a la venta en las américas para adornar sus vitrinas. Los pone para venderlos y de hecho, los vende. Claro, muchísima gente no puede darse el lujo de comprarse el libro, pero algunos si, y para esos, para los que les sobran unos pesos pero viven lejos de una librería, tener una panamericana cerca puede incentivar la lectura. Como le dije, la cosa es marginal, pero es mejor tener una panamericana cerca que no tener nada.

El dato de las bibliotecas también es como chimbo. Ud mira "miembros", es decir, personas con carnet para sacar libros. En la luis angel, el carnetsito cuesta plata, en la bibliored tambien. Pero eso no quiere decir que no reciban visitas. De hecho la Luis Angel Arango es una de las bibliotecas con más usuarios a nivel mundial, y no se si usted se ha pasado por las otras, pero también va gente. Sobre todo escolares de bajos recursos que van a usar los libros.

Camilo Jiménez dijo...

Lo que me parece significativo del mapa que hizo Peláez es que contra la idea generalizada de los interesados en el asunto, pareciera que hay más librerías "independientes" que de cadena. Puede que las primeras tengan abandonado el occidente de la ciudad, pero en la parte oriental, a primera vista hay màs "independientes" que "dependientes".

La discusión con Maldoror y Prometeo está buena pero no alcanzo hoy a leerla con detalle para poder meter la cucharada. Ya leeré y meteré baza. Buena entrada.

goodeda1122 dijo...

內衣模特兒寫真,
自慰套
愛愛貼圖,真愛密碼,
自慰套,自慰器,情趣,自慰套,情趣,充氣娃娃,
性感丁字褲,AV,按摩棒,電動按摩棒,情趣按摩棒,
角色扮演,角色扮演服,吊帶襪,丁字褲,情趣用品,情趣用品,飛機杯,

按摩棒,變頻跳蛋,跳蛋,無線跳蛋,G點,
潤滑液,
SM,情趣內衣,內衣,性感內衣,