viernes, 17 de octubre de 2008

Pacta sunt servanda

Estudiar derecho es como empezar a usar gafas con lentes morados. El lente justiciero lo tranforma todo. Las pequeñas injusticias, como ser rechazado por un bouncer en una discoteca o no ser atendido en un despacho público a las 4:59 (cuando la atención al público va hasta las cinco), se convierten en gravísimas violaciones a los derechos fundamentales de primera generación y a toda la linea jurisprudencial desarrollada por la honorable Corte Constitucional con magistrado ponente Ciro Angarita Barón. No hay quien lo pare a uno. Al bouncer se lo amenaza con tutelas, acciones populares, y latinajos. Al funcionario se le recuerdan las consecuencias de sus acciones a la luz del Código Disciplinario Único y normas concordantes. Casi siempre las amenazas jurídicas las responden con risas, hiriendo hasta la médula al pequeño Justineano que llevamos dentro y reforzando la idea de que "es que en este país no hay justicia".

Pero a veces si hay justicia. Hace poco un grupo de abogados demandó a un par de discotecas que le impidieron la entrada a un afrocolombiano y ganaron. La Corte Suprema decidió que las discotecas debían disculparse públicamente y evitar la discriminación en futuras ocasiones. De paso esas mismas discotecas podrían disculparse conmigo, ya que en varias oportunidades, y a pesar de ser un defensor del statu quo, vestirme en concordancia con las normas de un club de bridge, cargar con una medallita de los caballeros de la virgen y ser un "eurocolombiano", me han impedido la entrada a tan exclusivos sitios nocturnos. Perros discriminadores.

14 comentarios:

Camilo Jiménez dijo...

No diga "afrocolombiano", diga "negro". El primer término, por intentar ocultar, descubre, y creo que es más racista. O a los blancos debemos decirles "caucasicolombianos"? (Mentiras que aquí no hay blancos...). No tardaremos en oír por ahí a una señora chirriadísima diciendo a un pedigüeño de semáforo que le ensucia el carro: "nativo-americano patirrajao".

No diga "bouncer", diga "resentido hijueputa".

Apelaez dijo...

Normalmenente en los pueblos afro o llenos de negros, a los blancos los llaman paisas.

Policía bachiller dijo...

Y no diga "eurocolombiano". Diga colombiano estrato seis. Lo presuntuoso es mejor que lo políticamente correcto.

(Al leerlo no supe descifrar si quien escribía era ud. o su idolatrado César Rodríguez, que hasto se ha quejado del asunto de la discriminación... vea pues, ni tan antagonistas resultaron)

Policía bachiller dijo...

Pero sí es cierto el mensaje...perros discriminadores. Ningún antropólogo se ha percatado que acá, villorrio anarquizado, hay un sistema de castas más marcado que el de la India.

Apelaez dijo...

Cierto, pretencioso eso de eurocolombiano, cuando en realidad debería ser afroeuronativocolombiano estrato 4. Y yo no soy antagonista de Cesar. A veces no estoy de acuerdo con el hombre, pero hasta ahí. Respeto su trabajo y sus intenciones de mejorar las cosas. Eso si, con mis reservas sobre los "cómos", pero bueno.

Hablando del tema este del negro en la discoteca, me parecio que sienta un buen precedente judicial. Pero sospecho que los métodos para lograrlo fueron parecidos a los de séptimo día. Es decir, un poquito de montaje aqui y alla. Alguien me comentó alguna vez que cuando Soho hizo lo mismo la cosa no funciono cuando el negro que intentaba entrar estaba "bien vestido". Para rabia de los productores, al negro lo dejaban entrar a todo lado. Entonces toco conseguir un negro mal vestido y feo, y ahí si funcionó.

Martín Franco dijo...

¿A quién no le ha pasado que un hijueputa de estos se quede mirándolo de arriba abajo y luego, con desidia, le diga que no puede entrar porque están en "una fiesta privada"? Yo por eso prefiero quedarme tomando aguardiente en la casa y me evito la molestia de entrar a un sistio repleto de gente donde no hay ni una silla. Mejor que se quejen los vecinos.

Apelaez dijo...

Hace rato que yo tampoco voy por esos lares. Pero recuerdo que una vez en Gótica me dijeron que para entrar tenia que comprar una boleta en Harley Davidson y yo de guevón fui a comprar la boleta (obviamente se rieron de la mentira del bouncer de turno).

miquelet dijo...

La cuestión es que aquí no hay racismo y xenofobia "per se". Hay fobia hacia los pobres. Lo malo para esta gente es que no es fácil distinguir a un pobre, y como la mayoría de negros lo son, pues echan para atrás a esa marca distintiva.
Lo que habría que preguntarse es por qué no quieren negros en su discoteca. Precisamente por lo que te he dicho. Los clientes, cuando ven a muchos negros, colombianos o marroquíes, piensan en su subconsciente: "aquí hay mucho pobre, es desagradable" y la discoteca corre el riesgo de que la gente que más consume emigre hacia otras discotecas "limpias de pobreza".

Salud.

Maldoror dijo...

La solución es ir a Abott y Costello, que haya no joden la vida con esos cuentos

Prometeo dijo...

Según leí en ese artículo la discoteca tuvo que disculparse pero a las dos semanas o tiempo después volvieron a intentar entrar y nuevamente se les dijo que no. Como Martin Franco yo no me aguanto el casting antes de entrar, nada que ver y como muchos han dicho yo creo que la discriminación no va solo hacia los negros sino a los "mal vestidos" también.. hace unos meses me fuí a Noches de Garibaldi y sin tener que pasar por el escrutinio la pase muy bien, como dice el artículo (creo que fue en Semana) lo que hay que hacer es sabotiar esos sitios, ya que apesar de los dictámenes de la ley estos la siguen infringiendo y pues la verdad es que nadie va a ir a hacerlos acatar lo que la justicia dice... tendremos que hacer justicias nosotros mismos con la ley de la indiferencia.

Carlos dijo...

Yo no creo que esas discotecas discrimen por racismo, sino por status socioeconomico.

La pinta, la ropa cara o ser amigo del dueño es lo que manda.

Yo he visto "gente de color" en esas discotecas, pero obviamente con ropa cara y en grupos de gente blanca o trigueña.

Se debe recordar que eso es un negocio y les interesa gente que gaste o "gente bonita" que traiga gente que gaste bastante.

Si es asiatico, africano, marciano, no les importante en la medida en que no afecte los criterios del parrafo anterior.

Anónimo dijo...

Ud. se viste según las normas de un club de bridge? Qué risa

JuanDavidVelez dijo...

Que puteria de blog, yo no lo conocia, felicitaciones, esta muy bacano.
¿cierto que felicitar blogs es aun mas mal visto que autopublicarse?, aun sabiendo eso felicito porque en verdad esta muy bacano.
El otro dia en un blog lei una serie de consejos practicos para ser mas productivo, uno de esos consejos era "no felicite a blogeros o columnistas, en lugar de eso dediquese a su trabajo, no sea lambon". Como pueden notar yo no he seguido tal recomendacion, por ahi debe haber un estudio explicando el insano comportamiento de nosotros los felicitadores, no lo quiero leer.

Apelaez dijo...

Hombre Juandavid, que halago no joda. Le voy a dar unas tarjeticas para que me reparta por allá en su barrio haciendome propaganda. Gracias.