lunes, 11 de febrero de 2008

El caso de Carimagua

Según El Tiempo y las declaraciones de varios funcionarios de la Procuraduría y del Ministerio de Agricultura, el Gobierno decidió cambiar la destinación de 17.000 hectáreas de tierra en el Meta que en un principio iban a ser destinadas a desplazados por la violencia. La idea del Gobierno consiste en dar en concesión la tierra para que sociedades privadas la exploten con cultivos de caucho, palma o maderables durante 50 años.

Como es obvio, la noticia ha caldeado los ánimos de muchos que consideran que el cambio de destinación es inhumano e injusto (incluso señalan de mala fe que la cosa tiene relación con los paramilitares) . Sin embargo, resulta interesante analizar el tema de manera menos apasionada.

En el caso de este terreno el gobierno tiene varias opciones que giran en torno a dos ideas extremas. La primera es intuitiva y consiste simplemente en dividir el lote en 700 parcelas de 15 hectáreas y entregarlas tituladas a las familias desplazadas. La otra consiste en dar en concesión el terreno para que privados inviertan y la exploten.

Si se adopta la primera opción en su forma pura, es decir, sin otorgarle subsidios a los desplazados para la infraestructura y la siembra de cultivos. Estas personas a duras penas podrían autosostenerse y el proyecto fracasaría estrepitosamente. Si deciden, por ejemplo, subsidiar la siembra de caucho para beneficio de dichas familias, la inversión inicial sería cercana a los cuarenta mil millones de pesos y se deberían destinar subsidios directos para el sostenimiento de las familias durante los cinco primeros años (hasta que el caucho pueda explotarse). Si el cultivo funciona, cada familia recibiría ingresos mensuales cercanos a los quince millones de pesos durante 30 o más años.

En el otro extremo está la propuesta del Gobierno, el cual busca lograr una renta fija de la concesión del terreno que seria supuestamente destinada a los desplazados en general. El primer problema es que el Gobierno le habría faltado a su palabra a los desplazados escogidos (lo cual mina la legitimidad y seriedad del gobierno) y el segundo, que las rentas irían al tesoro nacional y no necesariamente a los desplazados. Lo bueno de este modelo es que generaría cerca de 2500 empleos a gente de la región sin necesidad de que el Estado invierta o arriesgue un solo peso.

Como en todo, hay muchas experiencias intermedias que podrían aplicarse. Por ejemplo, podría aplicarse el modelo de los laboratorios de paz en donde el gobierno pone la tierra, los campesinos se organizan en cooperativas y son contratados por una sociedad privada que se encarga de las inversiones de capital. Como todo, tiene problemas -sobre todo de coordinación-, pero es una opción menos ingenua que la primera y menos abusiva que la segunda.

30 comentarios:

doppiafila dijo...

Hola Apelaez, yo creo que este episodio no hay que verlo solo aisladamente, sino también (a) como símbolo y (b) dentro de una política. como símbolo es claro que significa "no me importa la gente sino la economía"; dentro de la política de tierras... cual política de tierras??? :-) Saludos, Doppiafila

Maldoror dijo...

Apelaez:


Ya que me alude en su comentario, quisiera aclarar algunas cosas.

1- Sus consideraciones ecónomicas son intersantes. Pero creo que se desvían del punto, al menos del que yo creo que quería hacer y el punto respecto a la tierra y los "tecnocratas paramilitares", como los llame en mi entrada. La cuestión no es sobre la productividad de la tierra o no, sino sobre la manera en que el Estado agencia la cuestión. Es la idea de que los campesinos van a estar mejor si son empleados por una empresa palmicultora, que si tienen su propia tierra y la cultivan, asi sea en una economía de subsitencia. Creo que la segunda es firmemente más digna y más posible, además de que a largo plazo más productiva ecónomicamente. Ud dirá "Ah, pero si la tierra no es productiva, como van a lograrlo". Esa es una pregunta legitima, pero aún si fuera cierto que la tierra es inservible, lo lógico es que les dieran OTRA parcela de tierra más productiva, no que los pusieran como peones del cultivo palmicultor.

2- Si hablo de paramilitarismo, me refiero a que el cultivo de Palma ,favorecido por este gobierno y el Estado colombiano, parece estar estrechamente ligado con estos (al igual que el actual gobierno y el Estado colombiano). Ud debe saberlo por los videos de denuncia que he venido publicando en mi propio blog, o simplemente por las recientes investigaciones abiertas por la fiscalía sobre las relaciones de palmicultores con los paras. No sólo son coincidentes la relaciones con paras tanto de gobierno como de palmicultores, sino que este incidente repite la lógica del desplazamiento: sacan a los campesinos de sus tierras y despues los ponen a trabajar como peones en el negocio, como aperece denunciado en los videos mencionados anteriormente.

3- En últimas y volviendo al punto uno: la idea es que los campesinos sean dueños de su tierra, y no dependan ni de subsidios del gobierno, ni del capital de alguna empresa o de la properidad de los palmeros con la excusa de "generar empleo". Me suena la idea de organizar a los campesinos en cooperativas, si es necesario con un apoyo inicial del Estado. Pero la idea es que la cuestión funcione sóla, por y para los campesinos...

Apelaez dijo...

Doppiafila: si quisieramos ver el asunto en clave simbolica creo que mejor seria verlo asi "no importa mi palabra (la del estado". Creo que es muy grave que el gobierno prometa cosas concretas (la tierra de carimagua) y despues expresamente cambie de posición. Eso deslegitima al estado fuertemente. Sinceramente yo creo que desde el principio el gobierno sabia que no era viable meter las 700 familias en ese terreno pero igual lo prometio, eso fue una irresponsabilidad tremenda a la que nadie le ha puesto mucho cuidado.

Sergio: Creo que su generalización de palmeros=paracos es casi tan caricaturezca como la de universitarios=guerrilleros. Sin duda hay paracos metidos en ese negocio, como los hay en la ganaderia, la hoteleria, los sanandresitos, en fin. Tambien hay mucho palmero serio que lleva años metido en el negocio sin tener vinculos con paramilitares. Creo que es importante distiguir.

En el caso concreto de carimagua sinceramente creo que los desplazados estarian mejor recibiendo un salario legal por trabajar ahí, que con un pedazo de tierra sin capital y tecnologias adecuadas (riego, técnicos, centros de acopio, vehículos, maquinaria). Creo que usted sobrevalora eso de que basta la tierra y la autosificiencia. Preguntele a un campesino como es eso, le aseguro que preferiria la opción del empleo fijo.

Otra cosa es el campesino con 4 hectareas de cafe, en tierra mas o menos fertil y cercana a un municipio. Ese campesino perfectamente puede sembrar algunas cosas para mejorar su alimentación y las ganancias del café le dan para tener una especie de salario para destinar a complementar la dieta, pagar servicios, pagar escuela, darse sus gustos. En carimagua eso nunca pasaría.

Maldoror dijo...

Alejandro:

Pues mire, le acepto el punto de que no se puede generalizar "palmero=paraco". Primero porque los palmeros en si no son paracos, sino más bien porque se sirven de paracos para su negocio. Segundo, porque evidentemente no todos los palmeros están asociados con paracos. Tampoco podría determinar que porcentaje de palmeros están asociados con estos.

Pero si sabemos que:

1- Hay una parte del sector que está asociada con paracos.

2- Tenemos una enorme sospecha de que este gobierno tiene relaciones con paramilitares (y estoy seguro que esto ud no lo aceptará). Tanto políticamente (como lo demuestra la abrumadora cantidad de politicos uribistas mezclados en el escandalo de la parapolitca) como por el mismo dudoso pasado del presidente y su condición social de hacendado en cordoba.

3- La lógica social detrás de la asignación de estas tierras, convertir a los desplazados en peones del negocio, favorecido y protegido muy especialmente por el Estado (y no sólo el negocio, sino las tierras apropiadas ilegalmente por la violencia paramilitar y estatal) es exactamente la misma a la lógica que utilizan los palmeros que han desplazado campesinos en el Chocó, para quedarse con sus tierras.

Ninguna de las premisas anteriores está probada en un tribunal (excepto quizás uno o dos condenados por la parapolitica que son uribistas), cierto. Pero al menos concedanos que los que pensamos como yo pienso, no lo estamos inventando. Y reconozca que hay una conexión entre la violencia paramilitar, el estado y los intereses de ciertos latifundistas, en este caso representados por los cultivadores de palma. Al menos eso, porque sino esto sigue siendo un dialogo de sordos.

Apelaez dijo...

Sergio: Usted sugiere un complot palmero-paraco-estatal. No sé si yo pueda ir tan lejos. Estoy de acuerdo con que algunos palmeros se han podido asociar con paramilitares para desplazar gente y sembrar esas tierras con palma, que es un cultivo que tiene fuertes incentivos gubernamentales. No creo que todo sea un complot como usted sugiere.

No solo la palma tiene incentivos gubernamentales, en general los cultivos de tardio rendimiento los tienen (caucho, maderables, cacao, por ejemplo). No se si usted piense entonces tambien que hay un complot cauchero-cacaoter-paraco-estatal para desplazar a los campesinos.

Maldoror dijo...

Apelaez:

Mire, no le metamos complots o teorías de la conspiración. Simplemente pienselo en terminos de intereses privados asociados al estado ¿Reconoce que existen intereses privados ligados a un grupo político gobernante en colombia? Mire, ud habla de que la palma no es la única favorecida. Pero casi que todas las otras actividades, como el caucho o la madera que ud menciona, están relacionadas con el latifundio. No le pido que lo acepte, pero puede considerar que ¿hay una coincidencia de intereses entre el gobierno y esos agentes privados? Solo para empezar.

Un ejemplo más sencillo, que no se si ud acepte: la guerra de Iraq y el Petroleo ¿Es tan dificil creer que hay intereses privados de las grandes petroleras y compañias que "iban a reconstruir el pais", por no hablar de fabricantes de armas y proveedores de logistica, en hacer una guerra justificada a punta de puras mentiras? ¿O eso para ud es "una teoría de la conspiración"?

Apelaez dijo...

Sergio: obvio que hay intereses privados detras de politicas públicas. Pero en este caso el problema es que para usted el latifundio es malo per se. Y ese es el fondo del asunto.

Yo creo que hay tierras en Colombia en donde lo único viable es modelos de desarrollo basados en el latifundio. Tome el ejemplo de los llanos orientales. En ese sitio solo es viable proyectos extendidos como la ganaderia, o los cultivos de tardio rendimiento. Para el primer caso no se requiere tanto capital ni tanta mano de obra; por lo tanto, desde el punto de vista de politica pública es mas sensato incentivar este tipo de cultivos (atraen mas inversión y generan mas empleos directos e indirectos).

Esa es la lógica detras del incentivo a este tipo de cosas, y claro, tambien estan los lobbistas y los amigos del presidente que pertenecen a ese gremio y que obviamente impulsan esas medidas.

Maldoror dijo...

Apelaez:

Yo creo que hay tierras en Colombia en donde lo único viable es modelos de desarrollo basados en el latifundio.

Mire, ¿ud es agronómo para afirmar esto? Yo no, pero permitame dudarlo. Conozco gente que se gana su vida trabajando en ese terreno, y es más que discutible que la única forma productiva en los llanos, ejemplo que ud pone, sea la ligada a actividades latifundistas. Casi que a ciegas (como ud, porque ninguno de los dos somos agrónomos o algo por el estilo) podría afirmar lo contrario.

En cambio yo le puedo meter otra variable: el significado que tiene en zonas rurales controlar grandes extensiones de tierra, el poder social y político que eso genera. Sumele que el gobierno le garantiza un negocio prospero con toda clase de privilegios, y ya está. Pero para eso hay que creer que la violencia paramilitar - que es la que le ha permitido a todos estos "señores de la tierra" hacerse de las mismas- tiene un sentido, más allá de pensar que es un terrorismo ciego surgido como respuesta a la guerrilla...

Apelaez dijo...

Sergio

En la altillanura el minifundio es inviable. Eso no lo digo yo, lo dicen mil y un estudios que se han hecho y el ejemplo patetico de los esfuerzos chavistas por colectivizar esas tierras. Con 10 hectareas en ese sitio a duras penas puede malvivir una persona. Salvo que, como le digo, tenga capital suficiente para montar un cultivo de tardio rendimiento y este en un cluster de producción. En otras palabras, necesita ponerse de acuerdo con muchas familias mas y tener por lo menos 60 u 80 millones de pesos y capital suficiente para mantenerse 5 años sin recibir ingresos. Ademas necesita maquinaria y asesoría técnica quien sabe por cuanta plata más y sin tener en cuenta que la maquinaria funciona mejor con economias de escala.

Supongamos que todo eso no importa, que tenemos un gobierno anti-latifundio, lleno de plata y dispuesto a financiar todo esto. No solo tiene que financiar la cosa, sino que tiene que intervenir fuertemente en el tema impidiendo, por ejemplo, que esos campesinos puedan vender la tierra. ¿Por qué? Porque ellos tendrian la tentación de vender a personas interesadas en mejorar la productividad con economias de escala para producir mas barato.

Y bueno, tambien tendria que evitar que grandes capitalistas lleguen a comprar los productos, porque eso tambien generaría desbalances. Entonces tiene que comprar el gobierno, o regular los precios. Y tal vez fijar metas de producción, y , y , y estariamos en la union sovietica y su brillante idea de colectivizar la tierra.

Maldoror dijo...

Alejandro:

¿Cuales estudios? ¿Puede citarlos? Pero según ud, para que el minifundio sea rentable toca que el estado le meta el hombro. Pero si el latifundio es natural y rentable en esa zona del país (o en cualquier otra), ¿Por qué el Estado le está metiendo toda clase de privilegios, que denuncia Pedro Medellín de manera clara en su columna de hoy?

Pero lo que me parece grave de esta discusión es que ud sigue evitando el tema de la violencia y el desplazamiento...son casi 3 millones de desplazadas en los ultimos 15 o 20 años ¿Le parece coincidencia eso y la preponderancia del latifundio? ¿Le parece coincidencia que el desplazamiento lo hayan hecho los paras? ¿Le parece coincidencia que el gobierno tenga nexos políticos comprobados con esos paras? ¿Le parece coincidencia que el gobierno legisle en contra de la expropiación de esas tierras obtenidas de manera violenta, como dice Pedro Medellín?

Mire, en serio yo quiero discutir esto sin "apasionamientos" como ud pretende. Pero tenemos que ponernos de acuerdo EN ESO, antes de que me salga con los analisis econometricos que prueban la naturalidad y la inevitabilidad del latifundio. Porque los hechos dicen que tiene un sustento bastante irreal esa pretendidad naturalidad

Maldoror dijo...

Apelaez:

Otra cosa ¿Quién está hablando de "colectivizar la tierra"? ¿Algo asi como devolversela a sus legitimos dueños a título individual, como propiedad privada es "colectivizar la tierra"? ¿De hecho, no está "colectivizando la tierra" este gobierno que se la regala a su haber a sus empresas favoritas, con la excusa tecnocrata de que son "mas productivas" y "generan empleo"?

rvanegas dijo...

ALEJANDRO PELADEZ!

mi blog: rvanegas.blogs.terra.es
PUES SI USTED LEYÓ EL ENCABEZADO ESTA DIRIGIDO A ESTUDIANTES DE FINANZAS Y A PROFESIONALES DEL SECTOR...NO A PARROQUIANOS O INVERSIONISTAS NOVATOS DE 5 CENTAVOS.........cuando cree el blog lo hice dirigido a un publico especializado NO A ZAMBOS, IGUAZOS, CARASUCIAS O DESCAMISADOS- O EN SU CASO: a psudointelectuales bogotanos....EL BLOG ES BUENO! por algo terra no me lo ha quitado y lo patrocina invertia...la MAYORIA DE ARTICULOS SE HAN ESCRITO A PETICION DE AMIGOS, COLEGAS O GENTE QUE COMENTA EN EL BLOG...NI SON INVENCIONES MIAS, NI GA.DE.JO!
lo de ser rompebolas en semana Y DINERO es por que esos articulos parecen escritos por un lagarto del gobierno o un analfabeta que recien aprendió a escribir....
LO DE MODERAR MI BLOG ES por el spam...NO POR LOS COMENTARIOS de filipichines como sumercé....HACER UN BLOG DE FINANZAS ESTILO SEMANA O DINERO...no tendría ninguna seriedad, ni respeto y hace rato me lo habrían cerrado....

Carlos dijo...

Sergio: el desplazamiento no sido unicamente causado por los paras.

Ver aqui: http://www.etniasdecolombia.org/actualidadetnica/detalle.asp?cid=6331

http://www.elcolombiano.com.co/historicod/200210/20021018/nun025.htm


el tamaño optimo para producir debería producirse dentro del mercado de tierras, no por la tecnocracia productivista de la cual hace parte Arias.

Maldoror dijo...

Carlos:

Seguro que no. Pero yo el Estado y los paras si que tienen una responsabilidad mucho más grande en el desplazamiento que la guerrilla.

Apelaez dijo...

Sergio: yo no estoy defendiendo el latifundio. A mi, como a usted, me parece bueno desconcentrar la propiedad de la tierra en Colombia y combatir el desplazamiento forzado y los paramilitares.

Lo que pasa es que no basta con partir la tierra como un ponqué y repartirla. Eso no funciona ni ha funcionado en ningún pais (sobre esto, le recomiendo que revise el caso de la reforma agraria en Bolivia en la decada de los 50 y mil y otro ejemplos). Como le decia, hay modelos diferentes que pueden utilizarse y que logran aprovechar las restricciones, tanto agronómicas, como económicas. Es el caso de modelos mixtos de inversión privada, participación del estado y campesinos.

Por otro lado, si no existieran los incentivos a los cultivos de tardio rendimiento lo más probable es que no hubiera casi nadie metiendo la plata en eso y tendriamos tierras sin usar o usadas con ganaderia extensiva y poco empleo. A Carlos, que es un libertario fundamentalista, esto le pareceria bien. A otros, para los cuales existen buenos argumentos para incentivar la creación de empleo en el campo, le parece sensato atraer inversión a esos sitios. Esa es la explicación de esas políticas, explicación que se asenta en argumentos similares a los que usa usted cuando defiende "el agro" colombiano frente al TLC.

claudia dijo...

estoy de acuerdo con Alejandro, aunque creo que la política del Gobiero no favorece a los desplazados, me parece que es un problema social que no se trata con profundidad.

Anónimo dijo...

Sergio, Ud dice: "Conozco gente que se gana su vida trabajando en ese terreno, y es más que discutible que la única forma productiva en los llanos, ejemplo que ud pone, sea la ligada a actividades latifundistas."

Adicional a la critica y a la solicitud que usted le hace a Pelaez de citarle los estudios en que se basan las afirmaciones del latifundismo, me gustaria conocer en que se ganan la vida los campesinos llaneros que usted dice conocer y no son latifundistas?. Saludos. Llano

Maldoror dijo...

Apelaez:

Primero que todo, ¿quién le dijo que mi modelo de reforma agraria es "partir la tierra como un ponque para repartirla"? Ud está leyendo lo que se imagina que pienso, no lo que pienso.

Quizás sería mas productivo si empezará por averiguar que pienso yo, y no cual es su caricatura de lo que pienso.

Le propongo entonces que discutamos las diferencias que tenemos, punto por punto.

La primera cuestión que veo, es que tenemos una diferencia fundamental sobre las razones de la concentración de la tierra en pocos manos. Para ud parece ser una cuestión natural. Ud cree que bastas zonas del país son tierras "improductivas" y que la concentración de la tierra es natural, dado que la única forma en que produzcan es o a través de la ganadería extensiva o a través de cultivos para producción industrial, como el de la palma o la madera. Por favor, si he omitido algo o mentido sobre su posición, le pido que me lo aclare. Por otro lado, para mí la concentración de la tierra en este país es producto de dos cosas: la violencia política ejercida por el Estado y los paras, para sacar a los campesinos de sus tierras y apoderarse de estas, y el mantenimiento de toda clase de privilegios para aquellos que ostentan esa tierra (como todos los beneficios impositivos, de credito etc, que el gobierno ofrece a los palmicultores), aparte de la absoluta falta de voluntad para hacer justicia y devolver la tierra robada a los campesinos de este país, que se cuentan por millones. A este respecto, en lo que va de la discusión, no tiene nada que decir. No sé si es porque piensa que el problema es inexistente, o que la violencia existe pero no tiene nada que ver con la concentración masiva de la tierra en pocas manos.

En segundo lugar, está la cuestión de que hacer. Para ud la solución al problema de la concentración de la tierra, que ud cree no es deseable, no estriba en una reforma agraria ni en la repartición de las tierras como si fuera una pizza. Pues en eso último estamos de acuerdo. Sin embargo el modelo de reforma agraria como repartición salomonica de la tierra por parte del estado no debería ser el único posible ¿Por que no iniciar un masivo proceso de expropiación de tierras indebidamente adquiridas a traves del poder judicial, y la garantía de pago de indemnizaciones por paramilitares y latifundistas a los campesinos cuyas tierras fueron robadas, por ejemplo? Eso no es repartir la tierra como una pizza, es devolver a cada quién lo que era suyo (que en el fondo es una idea elemental, intuitiva y fundamental de justicia).

Ahora, respecto a este segundo punto, yo no entiendo su posición. Ud dice que le parece malo la concentración de la tierra en pocas manos, pero favorece por un lado las políticas del Estado en favor de los poseedores actuales de la tierra, por otro cree que el latifundio es natural en bastas zonas del país, y por último no tiene ni siquiera alguna propuesta para acabar con el problema.

Bueno, que pena el larguero, pero en serio estoy tratando de entendernos..si es posible.

Apelaez dijo...

Sergio:

1. El problema de la tierra se lo voy a dividir en tres partes:

a) Los paramilitares, guerrilleros y otros grupos armados le han robado la tierra a un porcentaje de la población. En este caso es obvio que lo justo es que esta tierra sea devuelta y los ladrones castigados. Esta tarea esta en manos de la RAMA JUDICIAL y no del ejecutivo -quien sin duda podría aportar recursos a esta rama para que su trabajo sea mas eficiente-. Los afectados deben llevar sus casos a los tribunales para que se haga justicia.

b)El narcotrafico: otro porcentaje importante de la concentración de la tierra esta en manos de narcos. Estos personajes usualmente han comprado la tierra o han combinado la presión violenta con la plata para adueñarse de otra parte importante de tierras. Aca nuevamente deberia llegarse a la extinción de dominio, que es una figura judicial, pero en donde el ejecutivo tiene mayor injerencia y capacidad para probar la procedencia ilicita de los dineros y demas. A mi me gustaria que toda esta tierra pasara a manos del estado o de los particulares extorsionados.

b) El latifundio legal. Otra parte de la tierra concentrada es propiedad de gente o empresas que las han comprado o heredado en debida forma. No han violado ninguna ley, ni han usado la violencia para arrebatarla (salvo que usted ahora salga con que se la robaron a los indios hace 500 años, pero bueno). El gobierno no tiene porque meterse con esta gente, ni hostigarla, ni negarse incentivar cultivos o figuras que los puedan beneficiar.

Sobre su segundo punto. Como le dije en muchos sitios el minifundio es financiera y técnicamente inviable. No creo que el gobierno deba destinar esfuerzos inutiles ha intentar hacer lo que no se puede o es mas costoso que el beneficio posible. En otras zonas si es viable el minifundio, y de hecho, en muchas de estas zonas el minifundio es la norma, como es el caso de la zonas cafeteras, que representan un porcentaje importante.

En otras zonas donde es posible incentivar la repartición de la tierra, estoy de acuerdo con programas dirigidos por el gobierno para la compra de tierras y la repartición a campesinos con acompañamiento técnico y titulación que permita el acceso al credito.

De hecho, una cosas importante es fomentar la titulación de la tierra a los pequeños propietarios para que puedan acceder a creditos y beneficios, pero bueno, eso es harina de otro costal.

PD. Que es eso de que "agentes del estado" han robado la tierra. Me gustaria que me explicara ese punto y tambien que comentara sobre sus amigos minifundistas en los llanos orientales como dice el llanero -que el si es de allá-.

Bregador dijo...

Hola, es la primera vez que comento en este blog y espero durar mucho más que en otros blogs a todas luces represivos.
Con respecto al artículo, a continuación mis apreciaciones:

1. Es, por lo menos curioso, que en 2004 el Ministro de Agricultura de la época hubiese presentado en Japón a Carimagua como uno de los proyectos agrícolas más importante que estaba en curso en el país en ese momento, en el informe, que con gusto anexaré si sirve de algo, se afirma que esta tierra es apta para que allí sean ubicadas por lo menos 500 familias (no 80 como dijo Uribito en la W) y desarrollar con ellos proyectos agrícolas autosuficientes. Es muy particular cómo estas tierras, en algo más de 3 años pasaron de ser ejemplos para mostrar a ser solamente "rastrojos y rancherías ácidas".

2. Uribito y su mentor pretenden que los campesinos y los pocos que los defendemos (así sea solamente con la palabra), creamos que para ellos es mejor ser contratados como empleados que volver a ser dueños de las tierras de las que, en la mayoría de los casos, fueron expulsados por sus mismos posibles patronos. ¡Qué belleza!, yo soy un campesino pacífico con mi tierrita, mañana vienen unos bandidos y me expulsan con toda mi familia y mi miseria desplazándome a la ciudad más cercana a un semáforo, una corporación de investigación decide donar unas tierras para que una parte de ellas sirva para resarcir mi desgracia, pero no puede ser tanta mi dicha, llegan los mismos que me sacaron de mi tierra y de la mano de un ministro y un presidente irresponsables e indolentes me ofrecen empleo para trabajar mi propia tierra. Sé que así no ha ocurrido en la totalidad de los casos, ¿pero puede alguien decir que NO ha ocurrido esto mismo con varios de los desplazados?

3. El Gobierno dice no tener recursos para hacer que la tierra de Carimagua se cultivable (aunque en 2004 lo era), pero los amigotes a quienes se les adjudicará la tierra exigen vías de acceso, irrigaciones, servicios, etc, que al Gobierno le toca colocar allí, dándoles además de esto unas prebendas que los pobres no verán jamás, pagando alrededor de $14.000 por hectárea al año, créditos blandos, etc. Es decir, ¿tu tienes plata?, ven te ayudo a multiplicarla y luego hablamos del CVY, ¿los desplazados? ellos ya hacen parte del paisaje de las ciudades, allá están bien, ganan más pidiendo limosna en la calle que trabajando una tierra "ácida e improductiva".

4. La filosofía del gobierno escandaliza, indigna y da rabia, es mejor crear 1.500 empleados que crear 500 familias (al menos) que serán más de 2.000 PROPIETARIOS.

5. Y lo más triste, si el procurador no se arruga y el ejecutivo, que tanto ha hecho por los desplazados, tanto que cada día produce más, reversa la decisión de adjudicar las tierras a sus amigotes, igual ya Uribe dijo que esto mismo sucederá con otros miles de hectáreas "ácidas e improductivas" en el país.

6. No conozo el dato y por ello lo pregunto ya para terminar ¿cuántas hectáreas de tierra le han entregado a los desplazados para que las trabajen?, ¿o es que en el país no queda una sola hectárea de tierra que no sea ácida e improductiva?.

rvanegas dijo...

LO DE LA TENENCIA DE LA TIERRA ES UN TEMA DECIMONÓNICO! si usted mira a suiza, escandinavia, irlanda, islandia, dinamarca,japon y para no irnos mas lejos LA MISMA COSTA RICA....se han focalizado en economías de SERVICIOS o DE PRODUCTOS industrializados; dejando de lado o en un plano secundario la producción de bienes primarios COMO PUNTA DE LANZA PARA EL DESARROLLO Y COMO PRINCIPAL OFERTA EXPORTAbLE.........TENER O NO TENER TIERRA SOLO BENEFICIA A LOS RENTISTAS DECAPITAL Y A LOS SEÑORES FEUDALES Y EN ULTIMAS LOS QUE SE JODEN no son los campesinos ........ES TODO EL PAIS por tener tanto terreno improductivo o infrasubUTILIZADO!

Anónimo dijo...

algo de razón tiene el señor vanegas

Maldoror dijo...

Apelaez:

Le respondo según sus puntos:

a y b) Estamos de acuerdo en esencia entonces. El problema, es que el ejecutivo no tiene ninguna voluntad política de ayudar a la rama judicial en esto. De hecho ha pasado leyes, como lo denunciaba la columna de Pedro Medellín ayer, que hacen más dificil la restitución de esas tierras robadas. Y acá quizás difiramos: creo que política y ecónomicamente el ejecutivo, es decir el gobierno actual y un largo sector de la clase política, está aliado con esos paras y narcos sacaron a los campesinos de sus tierras, para quedarselas ellos (tanto los paras, los narcos, como los sectores "empresariales" y los mismos políticos). Creo que hay evidencias judiciales de esto y creo que políticamente la actuación del estado colombiano y de este gobierno en particular es coincidente perfectamente con esos intereses ¿Ud que piensa de esto último?

c) Mire, si existe latifundio legal, pues que se preserve. Pero a manera de hipotesis, es bastante poco probable que el latifundio sea mayoritariamente legal. Sin embargo habría que ver un poco que se entiende por legal, por la forma en que se ha constituido ese latifundio. Mire, un podría pensar en cuatro categorias de latifundio:

1- Las tierras otorgadas por el estado a particulares. En este caso un podría preguntarse si el procedimiento fue transparente o no (como no creo que haya sido el caso de Carimagua)

2- Las que fueron obtenidas a través de la via armada y luego fueron simplemente ocupadas por los perpetradores directo de la agresión. En ese caso es completamente ilegitima.

3- Las que fueron compradas por terceras partes luego de que sus legitimos dueños fueran expulsados y sus tierras robadas. Supongo que podría pensarse en dos subtipos de esta clase:

a) Cuando los compradores eran terceras partes que desconocían que la tierra que les vendían eran robadas

y

b) Los compradores que sabían que las tierras eran robadas, y que probablemente esperaban o patrocinaron ese robo, pero no de manera directa.

Creo que en ambos casos la propiedad es ilegitima. Si ud compra un automovil robado y la policía lo pilla conduciendo, se lo tienen que quitar para devolverselo a su legítimo dueño. Ahora, en a) el comprador no debe estar sujeto a cargos penales e incluso podría alegar una indemnización de quién le vendió tierras robadas. En b), si no se le pueden imputar cargos, al menos no merecen ninguna compensación.

4- Las tierras que fueron obtenidas legitimamente, tras una transacción voluntaria, en la que el que vendió no estaba sujeta a ninguna forma de coerción, y que desde luego no hubieran sido robadas previamente.

Ahora le pregunto ¿Ud cree que las tierras de 3 millones de desplazados -recientes- en manos de latifundistas son "legitimas"?

doppiafila dijo...

Bregador, será que me puede enviar este informe? Me interesa mucho. Mi correo es ore.bil (arroba) libero.it.
Gracias, Doppiafila

Bregador dijo...

doppiafila, mejor lo enlazo en el blog:

http://www.presidencia.gov.co/sne/2004/septiembre/10/04102004.htm

Del informe se deducen unas perlas adicionales a las comentadas anteriormente:

1. Hace 3 años la tierra era productiva, está desocupada y ahora no lo es, ¿quién la echó a perder?.

2. Las matemáticas de Uribito son precarias, por decir lo menos: 500 familias que caben en Carimagua + 200 familas de Gaviotas = 80 familias (no 700 que dijo la Procuraduría), al parecer no es un error de mecanografía como dijo el ministrico, sino de elementales matemáticas.

Y todavía no le da vergüenza a algunos promover el tercer mandato de este desgraciado, ¡y a otros votar por él de nuevo!.

Bregador dijo...

Creo que hubo un problema al pegar el enlace, el correcto es este. Cordial saludo.

Bregador dijo...

La tercera es la vencida, ya se me había olvidado cómo enlazar. El link es este

Apelaez dijo...

Interesante el documento. Bien mentirosito el gobierno con el asunto.

jota dijo...

Apelaez: He descubierto hoy su blog y me apunto. A primera vista parece muy serio y coherente. Espero participar activamente. Un saludo desde Madrid.

MTR dijo...

Muy buen blog de opinión, aunque no estoy de acuerdo en algunos planteamientos. Creo que lo importante en este caso no es tanto quien puede hacer más dinero, si los campesinos o los grandes industriales; sino que el gobierno le cumpla a una gente que perdió sus tierras por culpa de la violencia del desplazamiento. Una solución podría ser que si se le va a dejar a los industriales el territorio, que se apoye a los desplazados no solo con un sueldo mínimo, sino con una solución digna de vivienda. Otra cosa es el peligro que nuestro país se convierta en un monocultivo de palma, y que los precios de los alimentos sigan subiendo, que no se tampoco hasta donde le convenga a la mayoría de la población.