jueves, 6 de septiembre de 2007

Burocracia idiota y democracia radical en Colombia (¿una disyuntiva postnihilista?)

En el post anterior escribí sobre el despeluque que había producido en la academia una columna de Jose Obdulio Gaviria. Lo pensé mejor y tal vez el profesor Mejía tenía razón: en ciertos casos se justifica el uso de la violencia contra el Estado.

Esta epifanía se me presentó justo después de tener que enfrentarme a varios funcionarios en diferentes lugares de la ciudad: "es que se cayó el sistema", "no señor, ese trámite ya no se hace acá, ahora tiene que ir hasta el SuperCade de Bosa y ahí lo atienden de 9:30 a 10:15" y por último: "es que le faltó traer la declaración de aduana".

En esos momentos es cuando uno se piensa mejor eso de la "desobediencia civil violenta" y empieza a maquinar formas menos teóricas de poner en funcionamiento las ideas del profesor. O, para ser menos radical, dan ganas de seguirle los pasos a Mejia y escribir un artículo titulado "Burocracia idiota y democracia radical en Colombia (¿una disyuntiva postnihilista?) que sirva para complementar la posición académica del profesor.

15 comentarios:

Maldoror dijo...

Ud no es el único que ha pensado eso con los trámites burocraticos. Aunque eso es un mal menor con, que se yo, el robo sistemático de millones de hectareas de tierra por el desplazamiento forzado de campesinos, con la complicidad directa o por omisión del Estado (¿eso si califica entre sus motivos para la oposición armada al Estado?)

claudia dijo...

Efectivamente a veces dan ganas de empleae cierta violencia contra la burocracia y la ineficiencia del Estado.
tu titina

Apelaez dijo...

Maldoror: No se si se dio cuenta, pero el artículo era irónico, es decir, utilizaba una "figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice". Tal vez lo hize mal.

Sin embargo, alcanzo a percibir que usted si esta a favor del uso de la violencia contra el Estado, en el muy concreto y poco teorico escenario local.

Maldoror dijo...

Apelaez:

Bueno, la respuesta también trato de ser irónica, pero no me quedo bien. Y si, si creo que es legitimo usar la violencia para deponer un Estado ilegitimo (excusando la redundancia)

juglar del zipa dijo...

La mejor denuncia de la burocracia idiota está plasmada en La gente de la Universal con la legendaria fórmula "por eso le digo".

Y bueno, si la cosa al menos no es de rebelarse contra el estado empuñando la hoz, el martillo, el machete o cualquier arma de fuego que esté a la mano, entiendo a la gente que por salvarse de todas estas graciosísimas porquerías prefiere recurrir esporádica o sistemáticamente a otras formas de "resistencia" como, por ejemplo, dejar de pagar impuestos y vivir al margen de las estadísticas y otros sueños lindos de control de la ciudadanía. hombre, que al fin y al cabo yo todavía no he visto que el estado haya dado un peso por mí y en cambio el señor de sanandresito me responde si el gameboy no funciona.

Anónimo dijo...

La pregunta obligada para maldoror es ¿considera entonces que las FARC están realizando una lucha legitima?.

Maldoror dijo...

Anónimo:

No, por sus metódos y por sus objetivos. Lo cual no cambia el hecho de que si considero que hay razones para levantarse en armas contra el Estado, en especial de un sector rural de la población.

Anónimo dijo...

Me surge una pregunta. ¿Cómo discernir un levantamiento en armas legitimo de otro ilegitimo?. Creo que usted es historiador y si mi memoria no me falla y mi análisis tampoco, la mayoría de revoluciones (como las de las FARC) cuentan con el argumento de la justicia social como justificación. Sin embargo, considero que la mayoría han dado paso a peores injusticias y hasta atrocidades. Es muy difícil determinar cuando una revolución armada es justa o no, pues los que se toman las armas también se apropian del monopolio del concepto de justicia. Nosotros vivimos en carne propia ese problema, hay extranjeros que consideran que las FARC son unos portavoces y protectores de los intereses de las clases menos favorecidas y por ende su lucha es absolutamente justa.

Un saludo.

Apelaez dijo...

Maldoror: En concreto, para que grupos rurales colombianos usted justificaria un levantamiento armado? Y de paso, que se supone que deben hacer con las armas? Ir a quebrar a los policias del pueblo? "Retener" a los latifundistas?

Anónimo dijo...

Depronto resulta que a criterio de los campesinos levantados en armas al que hay que qebrar es maldoror o usted y yo, pues estudimos en los Andes. Ese es el problema número 1 de justificar el lavantamiento armado: nunca se sabe quien es justo y quien injusto.

Maldoror dijo...

Apelaez:

¿Que grupos de campesinos? Pues yo diría que los millones de desplazados por la violencia política ejercida por el Estado, terratenientes y paramilitares contra ellos ¿Cual es mi modelo de alzamiento armado? Uno que sea una autodefensa -como lo fueron las FARC inicialmente-, uno que recupere las tierras que le fueron arrebatadas a los campesinosy que rechace el dominio del estado ¿Que deberían hacer? Nada en particular excepto independizarse del estado colombiano (más que tratar de convertirse ellos mismos en el Estado colombiano).

Ahora, aunque creo que hay razones de sobra para sublevarse contra un Estado particularmente ilegitimo como el Colombiano, no sé si esa se la estrategia más recomendable en este momento. Pero que hay justificaciones para hacerlo, las hay.

Para el anónimo de las 12:43:

La pregunta de como discernir un levantamiento ilegitimo de uno no legitimo no me parece un obstaculo insalbable. Hay toda una tradición filósofica que permite y justifica derrocar o sublevarse contra un gobierno tiránico o injusto, que va al menos hasta los tiempos de Santo Tomás de Aquino

Anónimo dijo...

Maldoror, el problema no es la carencia de fundamento filosófico. Es más bien la dificultad de aplicar la teoría sin que se desnaturalice. Por lo general las revoluciones armadas del mundo han contado con teorías filosóficas y la mayoría han terminado cometiendo también injusticias. Le repito "los que se toman las armas también se apropian del monopolio del concepto de justicia". Para usted pude ser justo algo que inclusive para la mayoría del país no lo es . No crea que lo del comentario de la posibilidad de que un movimiento campesino armado tenga como criterio matar a los estudiantes de universidades prestigiosas es una estupidez. Ha pasado, incluso para las FARc uno es objetivo militar por el simple hecho de pertenecer a una universidad x o trabajar para el gobierno.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba, ¿por qué entonces las Farc tienen unos objetivos injustos?. Ellos siempre están diciendo (con cierto apoyo en el exterior) que representan los interés del pueblo y campesinado colombiano, cuentan con un andamiaje ideológico montado

Maldoror dijo...

Anónimo:

Ud señala que las revoluciones armadas han terminado cometiendo injusticias, y tiene razón. Creo que en buena medida porque las revoluciones terminan ellas mismas convirtiendose en el poder establecido, y el poder establecido usualmente -como toda forma de poder- es inherentemente injusto en menor o mayor grado. Pero si ud lo que escribe, como yo concibo la revuelta armada - si hubiera una- es simplemente para derrocar el poder, y no necesariamente para establecer otro. No se trata de que la revuelta de campesinos derroque al gobierno central, tanto como elimine el dominio que este ejerce y ha ejercido sobre esta gente, a la que a ha asesinado y a la que ha desplazado masivamente de sus tierras (con ayuda de sus aliados paramilitares). En ese sentido creo que si existiese un movimiento armado contra el estado colombiano, ese tendría que estar única y exclusivamente enfocado contra las fuerzas regulares de ese estado, no contra los civiles inocentes que lo habitan (entre los que estan estudiantes universitarios), cosa que evidentemente no hacen las FARC.

Ahora, por otro lado creo que ud hace un punto más sútil y es que una revuelta armada -incluso una sobre bases justas- corre el riesgo de degenerarse en una orgía de poder y sangre. Me parece que es un punto válido, y por eso mismo dije que aunque considero que una revuelta armada de campesinos contra el estado colombiano estaría justificada, no creo que esa sea la mejor estrategia a seguir.

Finalmente ud me pregunta porque creo que los objetivos de las FARC son injustos. Yo le respondo que el establecimiento de un Estado marxista leninista (que con todas las distorciones que quiera, es el credo ideologico de la guerrilla) sería una injusticia aún mayor que la que quieren combatir.

Y bueno, lo dejo ahí porque el dueño del chuzo se enoja y me empieza a tratar de idiota útil y de esbirro de la guerrilla. Siempre será un punto sensible para los godos de este país la idea de que alguién se rebele contra su sacrosanto estado. Que las FARC (o las AUC) masacren, secuestren, mutilen y hasta practiquen la antropofagia con sus víctimas son crímenes negociales. Cuestionar la legitimidad del estado o de su ejército, por lo visto no.

Apelaez dijo...

Maldoror, fresco, puede escribir lo que quiera, aca se respeta la libertad de expresión.