domingo, 19 de agosto de 2007

Gina Parodi y el juego a tres bandas

Soy parte del microscópico rating del canal institucional y de su hermano gemelo: el Canal del Congreso. En esos ejercicios de teleciudadania escuché varias veces a Gina Parodi y a Armando Benedetti. Sus intervenciones, al igual que las entrevistas que han dado en los medios, me parecieron siempre sensatas y estudiadas. El mensaje de ellos era claro: somos la "Tercera Vía" y estamos libres de culpa.

Hasta hoy antes de las ocho de la mañana su discurso me parecía interesante. Hoy, a partir de las ocho de la mañana, me parecen unos cretinos. Por un tiempo justifique mentalmente sus maromas electorales y el abuso del photoshop en sus campañas. Toleré el pragmatismo de sus movidas políticas. Un poco de maquiavelismo aguanta, sobre todo si los fines se logran y los medios no son excesivos. Pero ya no.

Hoy, a las ocho, lei en Semana a Gina Parodi comentando sobre su relación con el Partido de la U y en especial, su posición frente a Peñalosa. Su posición frente al partido, es, por lo mínimo: cómica. Ahora se construye a si misma como una víctima de los políticos y una especie de Juana de Arco de la decencia. Su amigo Benedetti, anda en la misma onda.

La realidad es un poco diferente. Sin el aval del partido, sus noventa mil votos no le hubieran servido para ocupar una curul. Hoy estaría dando la clase en la Javeriana y ocupando un puesto en el ejecutivo. Critica mucho a la U, pero cuando le dieron el aval se hizo a la vista gorda y le importó un pepino los oscuros personajes que eran sus copartidarios. Gina sabia que sin ese aval (o el de otro partido fuerte) jamás lograría ser senadora. También sabia quienes eran los otros nombres en la lista. Como los poetas muertos, vivió el momento. Y ganó.

Ahora ella y los otros disidentes del partido afirman que el partido avaló a Peñalosa como candidato a la Alcaldía sin consultarselos a ellos. Bueno, ¿Pero no son ustedes unos disidentes? o ¿Acaso son disidentes cuando les conviene y cuando no les conviene si son parte integral del partido? y otro interrogante ¿Por qué les molesta que se avale a Peñalosa?

Según estos disidentes, el discurso de Peñalosa les parece trasnochado y no le perdonan su pragmatismo político, es decir, que haya hecho lo mismo que ellos hicieron, buscar alianzas electorales. A mi más bien me parece que Gina y sus legionarios están jugando a tres bandas, quieren la Alcaldía en el 2011.

Esta vez no me aguantaré sus pinitos maquiavelicos.

3 comentarios:

Maldoror dijo...

La pregunta es...¿cuando se va a mamar de los peripecias maquiavélicas del partido de la U?

Apelaez dijo...

A mi nunca me ha gustado el partido de la U, asi que no tengo porque mamarme de el

Polar dijo...

Creo que Pelaez dejó por fuera de la lista de los que juegan a tres bandas a Martha Lucía Ramírez y a Nicolás Uribe. Pero eso son los que juegan a tres bandas en la U y con un poco de razones que pueden gustarnos o no pero al menos no son criminales. La verdad a mi el Partido de la U me da asco pero creo que hay que darle palo a todos los que juegan en polibanda como Peñalosa y los mismos partidos que hacen cosas tan particulares como que La U estuvo pensando en apoyar e SamuEL. Y sin duda hay que darles palo y cárcel a los que juegan en polibanda con paracos y guerrillas como una de esas bandas