domingo, 1 de julio de 2007

Las FARC y el Teatro del Terror

Cualquier director de Cine sabe la importancia de los detalles. Una película sólo generará una gran taquilla si el guión está bien escrito, si el casting y el montaje fue el adecuado y si la campaña de mercadeo fue impecable. Para los teóricos del “Teatro del Terror”, los terroristas modernos pueden equipararse a directores de Cine. Al terrorista, más que nada, le interesa que sus acciones sean vistas, comunicadas y entendidas.

Las FARC funcionan dentro de esta lógica. Para cumplir su misión, poner en escena sus acciones y justificar sus procedimientos, han desarrollado un aparato mediático electrónico. Una gran red compuesta por diferentes páginas web y personas que se encargan de “pasar el mensaje”.

Pasando el mensaje

Yariv Tsfati y Gabriel Weimann son dos profesores israelíes que han investigado y teorizado sobre el terrorismo en Internet. Para ellos, el principal esfuerzo mediático de los terroristas consiste en justificar el uso de la violencia.

El primer instrumento retórico utilizado para este fin es el argumento de “no hay alternativa”. Para esto, los grupos terroristas, y las FARC en particular, narran la historia de opresiones, el abuso del estado, la negligencia de los gobiernos y la crueldad de las élites. “Lo único seguro en estos tiempos de tormenta es el fusil” afirma Manuel Marulanda en www.farcep.org.

El segundo mecanismo es el énfasis en la debilidad de la organización terrorista. En este punto es importante para la organización hacer énfasis en la persecución de sus miembros y el gran terror que sienten frente a un Estado maléfico y poderoso. Las FARC, por ejemplo, preguntan en tono de oprimidos: “¿Hasta cuándo persistirá la oligarquía y los gobernantes de turno con sus políticas de guerra contra el pueblo?”

Estos dos instrumentos retóricos son, generalmente, utilizados por las FARC de manera directa a través de su página web http://www.farcep.org/ y de la página sueca http://www.anncol.org/, la cual, si bien no es una página oficial de manera formal, su contenido es prácticamente idéntico al presentado en la página oficial.

El último instrumento retórico es quizás el más complejo y difícil de encuadrar, se trata de la demonización del Estado y la deslegitimación del régimen. El punto es complicado porque muchas páginas e individuos intentan demonizar al Estado y deslegitimar sus instituciones sin necesariamente tener relación directa o indirecta con el grupo terrorista.

En Colombia, la retórica anti-institucional es común entre muchos columnistas, intelectuales y miembros de la oposición. Es fácil encontrar frases como “estado mafioso”, y cuestionamiento a la democracia colombiana, inclusive desde un punto de vista formal. Sin embargo, muchos de estos columnistas y opositores también despotrican abiertamente de las FARC, y por ende es posible marcar una línea entre este grupo y otro grupo de comunicadores que únicamente demonizan el Estado y nunca se pronuncian contra las FARC.

Estos últimos suelen ser individuos o colectivos “independientes” que militan o comulgan con ideas de ultra-izquierda y mueven su mensaje a través de una red de sitios web contestatarios. Las relaciones entre estos colectivos y las páginas oficiales o semi-oficiales de los terroristas es difusa y, como mínimo, simbiótica.

Un caso paradigmático para Colombia y las FARC es el periodista independiente Dick Emanuelsson.

El Conector sueco


Dick Emanuelsson es corresponsal en América Latina para la prensa sindical sueca y escribe en algunos medios alternativos, cubanos y venezolanos, sobre América Latina y Colombia. Emanuelsson ha sido certificado como corresponsal extranjero por el Gobierno colombiano e incluso ha participado activamente en ruedas de prensa organizadas por la Casa de Nariño.

Sus columnas, crónicas, reportajes y entrevistas tienen siempre un fuerte sesgo de izquierda radical. Es abiertamente anti-imperialista, pro-cubano y seguidor de las ideas bolivarianas del Teniente Coronel Hugo Chávez. Ha entrevistado múltiples veces a integrantes del secretariado de las FARC y señala al gobierno colombiano como “el actual régimen terrorista de Bogotá”.

En sus textos Emanuelsson deja notar su simpatía y solidaridad por la lucha que adelantan los grupos guerrilleros en Colombia. En el siguiente pasaje tomado de http://www.rebanadasderealidad.org.ar/, el periodista comenta sobre el apoyo internacional a las FARC:

“Cada individuo de carne y hueso sabe perfectamente bien que lo que dicen Santos&Cia sobre las FARC en México o en Honduras no es la realidad. En ningún proceso político o lucha de liberación nacional el ejercito guerrillero ha "comprado" la solidaridad. Solo pendejos puede engañarse con eso. Los que han trabajado en la solidaridad y han tenido que voltear cada moneda para que alcance la plata para poder arrendar a un local o hacer un panfleto por una actividad sabe, que es pura mentira lo publicado. Sin embargo ninguna organización política-militar financian a los grupos de solidaridad."

Y termina su reportaje así:

“Pero ya las cosas se han cambiado y se cambian todos los días. Por que los pueblos se niegan a vivir en rodillas. También el pueblo colombiano. El sueño de Bolívar, Martí, Morazán, Tupac Amaru, Tupac Katari, Artigas, San Martín, Sucre y Miranda es más real que nunca.”

Este periodista y otros similares, aun cuando no pertenecen a las FARC, le sirven a ésta como caja de resonancia para sus ideas y para legitimar el uso de la fuerza. Las ideas de Emanuelsson viajan a través de los “medios independientes” legitimando a las FARC y demonizando, muchas veces de manera injusta, al Gobierno. En el siguiente esquema se pueden ver los medios alternos que propagan estas voces en Latinoamérica:



En este otro esquema se enlazan todas las páginas (salvo las nórdicas) en donde Emanuelsson propaga sus ideas y su visión romántica y radicalizada del conflicto colombiano.




Ahora que las FARC acaban de anotarse un gol mediático con el asesinato de los 11 diputados vale la pena estudiar hasta dónde llega el “Teatro del Terror” puesto en escena por el grupo guerrillero y sus ingenuos simpatizantes.

8 comentarios:

Maldoror dijo...

Hay un par de cosas que no me quedaron claras de su entrada:

1- ¿Es imposible que parte de la retórica de las FARC o de los columnistas de "ultra izquierda" sea verdad, sólo por ser retórica de las FARC (por ejemplo la "demonización" del Estado y las instituciones)?

2- ¿Dick Emanuelson es el ejemplo perfecto de que? ¿Del periodista independiente que demoniza al Estado pero que también le da duro a las FARC? No pareciera el caso de acuerdo a lo que ud cita del mismo (parece que no tiene ninguna intención de darle duro a la guerrilla)

3- ¿Como es que la guerrilla se anotó un "gol mediatico" con la muerte de los diputados? Parecería más bien un autogol

Ricardo Andrés Polo Jaramillo dijo...

No me meteré en temas políticos ni en opinar mas allá de lo que debo, con este gobierno dictatorial(no se si la palabra exista) y además paramilitar, es mejor guardar silencio... sencillamente wow tu entrada las Farc en estos momentos de la historia no son mas que Terroristas y asesinos conducidos por su ambición de placer que encuentra en el poder y el dinero sin pensar en una sociedad que sufre y miles de corazones que se desgarran día a día por su codicia del demonio

Saludos
www.HodracirK.com

Apelaez dijo...

Maldoror.

1.No es imposible que parte de la retorica de los columnistas de ultra-izquierda sea verdad. De hecho muchas veces algunos datos son ciertos y otras afirmaciones son justas. El tema es que exageran y distorsionan la verdad en la mayoría de los casos, y usan las medias verdades y JAMAS cuestionan a las FARC (los de ultraizquierda como el semanario VOZ, por ejemplo).

Dick emanuelsson es el ejemplo perfecto del periodista que sataniza al estado y JAMAS critica a las FARC. Si quiere haga usted el intento de leerse todo lo que ha escrito este señor y lo prueba usted mismo. Emanuelsson tampoco suele ser un apologista de la guerrilla, simplemente coincide en muchos de los postulados ideologicos de la misma, los entrevista frecuentemente y esto, sin duda, le sirve a las FARC. (Por algo lo cuelgan en ANNCOL).

3. Se anoto un gol mediatico en cuanto llamo la atención de la comunidad internacional. Todavia esta por verse si esto les conviene o no. Voy a colgar una gráfica en donde esto de la "popularidad se nota mucho".

Gracias por su comentario, y su crítica.

Carlos dijo...

apelaez: por otro lado no hay que descartar que las FARC financien a muchos de estos medios "independientes".

Saludos,
Carlos

Apelaez dijo...

Puede ser, puede que financien a algunos, no lo sé, nadie lo ha probado

doppiafila dijo...

Hola Apelaez, coincido con Carlos que el asesinato de los 11 diputados fué un autogol, mediático y político. Cuanto a tu entrada, una pregunta: estas gráficas las encontraste en algun lado o son de tu producciòn? Si vienen de otra página, me podrías decir cual? Mil gracias y saludos, Doppiafila

Apelaez dijo...

doppiafila: Las gráficas las hice yo. La información la saque de google Sveridge (las páginas que tienen articulos de Emanuelsson). Si quiere las puede usar sin problema. Saludos

Apelaez dijo...

Doppiafila: Algunas de las páginas son italianas, debería echarles un ojo