lunes, 30 de julio de 2007

El desfile del 20 de julio en San Andrés isla.

Con motivo del traslado de los desfiles militares del 20 de julio a San Andrés isla se han escuchado voces críticas que reclaman menos retórica y mayor presencia del Estado. La mayoría de estos críticos usan dos argumentos: falta de inversión social por parte del gobierno central y protección a los derechos de los raizales. Este último argumento gira en torno a la implementación de una discriminación positiva en favor de los raizales y un cierre de las "fronteras" que impida la sobrepoblación a la que esta expuesta la isla.

Estos argumentos son, en esencia, contradictorios. Quieren más autonomía, respeto a sus derechos locales y protección contra los inmigrantes del continente, pero no quieren aumentar su recaudo, para eso esta Bogotá y el gobierno central. En otras palabras, quieren derechos pero no responsabilidades.

Si se estudia el origen de las rentas del departamento de San Andrés es notorio como la participación del recaudo local ha disminuido enormemente a partir de la apertura económica.
De hecho, "en 1987 San Andrés recibía 12.6 veces más impuestos locales que el resto de los departamentos colombianos. Sin embargo ya en el 2000 solo recibía 2.5 veces por encima de los demás" (Meisel) .Esto debido principalmente a la reducción de los turistas que antes viajaban a la isla para beneficiarse de sus características de puerto libre. Esta situación no sólo disminuyó el recaudo de impuestos de origen departamental sino que afectó el empleo y el bienestar económico de la mayoría de la población de la isla.

Ante esta crisis, los raizales y mucha de la fauna política del archipiélago, decidió echarle la culpa a los de siempre: los "extranjeros" y el gobierno.

Para frenar la migración de "extranjeros" (colombianos del continente) ya se venia implementando desde la constitución de 1991 un control de migración (O.C.C.R.E) que permite "garantizar el estándar poblacional sostenible acorde con la extensión territorial y la limitación de los recursos naturales del Departamento Archipiélago". Este conjunto de regulaciones restringe notablemente la posibilidad de establecerse en la isla a los colombianos del continente bajo el argumento de que la isla esta sobrepoblada. Igualmente, estas restricciones van de la mano con "discriminaciones positivas" a favor de los isleños (raizales y antiguos residentes). Por ejemplo, sólo es posible contratar un "extranjero" si no existe un local capacitado para el puesto, o los empleados del sector público, además de tener que ser locales, deben saber hablar inglés (creole).

Esta política esta sustentada en un supuesto sobrepoblamiento de la isla. Sin embargo, existen muchos contraejemplos de islas en las cuales existe un mayor número de habitantes por kilometro cuadrado sin que exista evidencia de daños al medio ambiente o a la economía local. Bermuda o Singapur, por ejemplo, tienen más pobladores por kilometro cuadrado que San Andrés.

Este cerramiento de las fronteras y favores especiales para a los raizales puede generar un sentimiento favorable para este grupo en el corto plazo: Más puestos públicos y menos competencia laboral de "extranjeros" menos capacitados. A la larga, generá ineficiencia, corrupción (basta ver los indicadores de riesgo de corrupción de Transparencia Colombia para San Andrés) y menos inversión "extranjera". Lo cual completa el circulo vicioso: menos recaudo local y más dependencia del gobierno central.

Los raizales sanandresanos en vez de estar quejandose y pidiendo al gobierno central más inversión social, deberían favorecer la llegada de capital "extranjero", tanto físico como humano que les permita aumentar los negocios en la isla y en consecuencia el recaudo fiscal. Con esto tendrán su anelada autonomía y una mayor posibilidad de beneficiar a su pueblo sin necesidad de mendigarle a Bogotá.

3 comentarios:

Maldoror dijo...

Antes, estoy opuesto fundamentalmente a los restricciones migratorios en cualquier sentido, y por lo tanto estoy opuesto fundamentalmente a los controles migratorios a las islas. Dicho esto, no parece muy convincente su argumento por varias razones:

1- Mal que bien hoy por hoy la mitad de la población de la isla es de emigrantes. Asi que no parece que sea falta de "capital" foraneo la causa de los problemas de San Andrés, ni mucho menos los problemas ambientales (¿Porque la mucho menos poblada Providencia le va mucho mejor en ese último aspecto?)

2- ¿Ud tiene los datos sobre habitante por kilómetro cuadrado de San Andrés y de las otras islas que citó? Igual, creo que un sobrepoblamiento en una isla fundamentalmente pequeña como San Andrés no se puede comparar al de islas grandes con muchos más recursos (sobre todo agua y espacio) como el de Bermuda o Sumatra

Apelaez dijo...

Se le tienen los datos, incluso se le tiene todo el argumento.

"El control de la densidad de población se basó en una supuesta sobrepoblación de la isla, la cual para entidades locales, como Coralina, es la causa principal
del deterioro del su medio ambiente .Sin embargo, la discusión en torno al tema de la sobrepoblación está muy politizado y no se han hecho esfuerzos para demostrar su presencia en forma rigurosa. Tal vez quienes han logrado articular mejor el argumento de la sobrepoblación son las autoridades de Coralina. Sin embargo, más allá de mostrar que San Andrés es la isla del Caribe más poblada no hay mayores elaboraciones empíricas o teóricas sobre el tema. La comparación con las otras islas del Caribe no es muy relevante ya que todas ellas son mucho más extensas que San Andrés. La única isla del hemisferio occidental similar en tamaño es Bermuda, con un área de 52 kilómetros y una densidad de población de 1.260 habitantes por kilómetro cuadrado. Esta última cifra es comparable a la de San Andrés en 1985, 1.217 habitantes, cuando ya se hablaba de sobrepoblación. Por ejemplo, en 1984 la organización de raizales SOS (Sons of the Soil) decía que sus principales objetivos eran salvar a la isla de los inmigrantes y las consecuencia de la sobrepoblación.38 Sin embargo, a nadie se le ocurriría argumentar que las Bermudas están sobrepobladas. Mucho menos se diría eso del estado insular
de Singapur, con una densidad de 5.475 habitantes por kilómetro cuadrado, que es el país tropical con el PIB per cápita más alto del mundo.
Desde la publicación en 1798 del tratado de economía política de Robert Malthus en la cual hablaba de una sobrepoblación evidente, los economistas a menudo son escépticos acerca del uso del término. Algunos reconocidos
economistas, como Julián Simon por ejemplo, consideran que la capacidad de carga de un país o región es muy elástica. De hecho, existe una correlación positiva entre la densidad de población y el PIB per cápita ."

El link completo esta aca http://www.banrep.gov.co/documentos/publicaciones/pdf/DTSER37-SanAndres.pdf

De acuerdo con el punto 1, de hecho mas de la mitad no es nativa. Sin embargo, eso no implica que una de las causas de la decadencia de la isla se la falta de capital (foraneo o local). Obviamente la presion demográfica tiene consecuencias medioambientales, pero es posible tener una poblacion densa y una relacion amigable con el medio ambiente, sobre todo si hay recursos. Mejor dicho, el hecho de que haya una gran densidad de poblacion no necesariamente implica un deterioro exagerado al medio ambiente.

Luis dijo...

Pueden ver fotos de San Andres y de el 20 de Julio en
http://www.islatur.net/gallery1/main.php