martes, 19 de febrero de 2008

Nuestra guerrita

Cuando a principios de los noventa se desmovilizaron algunos grupos guerrilleros, entre estos el M-19, su número no superaba los 2.000. Hoy, de acuerdo con varias fuentes, las FARC cuentan con entre 15.000 y 30.000 combatientes y en los últimos años el número de guerrilleros dados de baja o desmovilizados anualmente esta cercano a los 3.000. No hace falta ser un matemático para darse cuenta de que actualmente el ejercito aniquila cada año el equivalente a tres eme diecinueves.

La guerra de hoy no es la misma de hace cinco, diez o veinte años y sin embargo, para la mayoría de nosotoros parece un mismo plano secuencia. Una guerra por allá detrás de las montañas en esas rastrojeras con nombres repetitivos: Bellavista, El Retorno, Puerto cualquiercosa. Es cierto que el cerebro humano no es muy bueno para comprender las variaciones de cantidades, sobre todo cuando estas crecen más allá de un cierto umbral. Treinta muertos aca, mil desplazados por allá. Da igual, es esa misma guerra eterna.

Da igual que las FARC tengan hoy el tamaño del ejercito de Uruguay, mientras que el M-19 era sólo una parranda de fanáticos muertos de hambre. La percepción sobre el tema no ha variado mucho en el público citadino. ¿Por qué? Porque la percepción no depende realmente de la magnitud del conflicto sino de otras variables, como el impacto mediatico de las acciones de los grupos violentos y el tratamiento que los medios de comunicación le dan al tema.

El M-19 no era tenebroso porque fuera una amenaza real para el gobierno, sino porque sus actuaciones eran espectaculares: tomas de embajadas, secuestros de personalidades, y bueno, mucho show armado. Las FARC, por su parte, destinan sus mensajes de poder a la gente que vive en las rastrojeras en donde no llega RCN ni Caracol. Fueron dueños y señores de media colombia durante casi una década y a nosotros nos parecian una simple continuación de los grupúsculos del eme.

Hoy la guerra es más grande, más cruel y más violenta que nunca en la historia de este país. De lejos puede ser considerada como un conflicto armado bajo cualquiera de los parámetros académicos que lo definen. Pero según el creador de la doctrina Uribe, aca lo que hay es una amenaza terrorista.

5 comentarios:

juglar del zipa dijo...

claro, el impacto mediático es súper importante para pensar la guerra y para promover marchas.

Anónimo dijo...

Pelaez> No creo que mucha gente haya pensado lo que usted sugiere: Que las Farc eran una continuacion de los grupusculos del eme. De donde saco eso? Slds. Llano

doppiafila dijo...

Hola Apelaez, quedé impresionado con el dato de los 3,000 guerrilleros muertos cada anyo: tienes algun documento o enlace con este dato? Saludos, Doppiafila

Apelaez dijo...

Llanero, depronto lo expresé mal. No es que la gente pensara que eran una continuación, sino que la gente percibe la guerra como si fuera igual de intensa o, mejor, no intensa. Sobre todo la izquierda, que se queja tanto del gasto militar, pero no se d a cuenta que la guerra es contra un enemigo que perfectamente podria estar al nivel de un país.

Doppiafila. Los datos estan en varios sitios. Puede encontrarlos en www.seguridadydemocracia.org o en los partes del Mindefensa que estan colgados en su pagina oficial.

Schlecter dijo...

Nunca va a acabar la guerra de guerrillas, se matan 3000 guerrilleros pero aparecen 10.000.

En algunos años el gobierno tendra que dar de baja a esos 10.000 anualmente.

¿Por que hay guerrila?