domingo, 13 de enero de 2008

Políticos terroristas

Desde que tengo memoria he oído mil y un veces la discusión sobre si las FARC tienen un carácter político o si, por el contrario, son una banda delincuencial. En estas discusiones las categorías se usan de manera excluyente: no se puede ser un grupo político y criminal al mismo tiempo.

Detrás de esta manera binaria de ver las cosas, lo que tenemos es una idea de la política como algo bueno per se. La Política, las ideas, los valores todas esas palabras son puras y nobles. Basta aplicarlas para eliminar de tajo esas otras palabras endemoniadas: interés, lucro, terrorismo. Y viceversa.

El hecho de que un grupo tenga ideales o quiera gobernar, en nada cambia su calificación ética. Sí, son políticos, sí, tienen ideales. Pero siguen siendo una porquería. Importa un pepino si masacran a civiles y reclutan niños en nombre del paraíso en esta tierra o a cambio de unos billetes. Un grupo no deja de ser perverso por el simple hecho de hacerlo por un ideal.

Pol Pot y sus secuaces del Khmer Rojo eran políticos, pero también era una banda criminal que pasó por encima de la dignidad humana. Los nazis y sus campos de exterminio; los stalinistas y sus gulags; los maoistas y sus marchas de la muerte, todos asesinaban, denigraban y torturaban en nombre de ideales.

A las FARC les encantan las formalidades, les interesa que las llamen "ejercito del pueblo" y les dejen de llamar terroristas. -Que somos políticos, gritan. Pues bueno, son políticos, pero también son terroristas y asesinos.

Son tan terroristas y asesinos que si Raul Reyes o cualquier otro del secretariado fueran juzgados por la Corte Penal Internacional, tendrían que responder por varios cargos contra la humanidad y por crimenes de guerra. Entre otros: trato cruel e inhumano, reclutamiento de menores de 15 años y esclavitud sexual.

En un estrado de este tipo poco importa si Raul es marxista, maoista o seguidor del padre chucho. Raul, que tanto el gusta el derecho internacional, sería tratado como un criminal de guerra.

4 comentarios:

padawan dijo...

primera cosa que leo sobre el tema con la que estoy de acuerdo, al menos en gran parte. a ver si alguien más se entera...

Apelaez dijo...

Gracias padawan

Carlos dijo...

Yo no creo que sea cuestión de "gusto por la formalidad", por parte de las FARC.

Las FARC busca reconocimiento político porque les sirve para sus intereses políticas, valga la redundancia.

Saludos,
Carlos

claudia dijo...

las farc son asesinos y terroristas, de eso no puede quedar la menor duda, sólo algunos europeos y nórdicos tontos e ingenuos, que se dejan llevar con la idea de que son el ejército del pueblo. Creo que Chávez debe ocuparse del desastre de país que es Venezuela desde que él está en el poder y dejar de meterse en otros países. También debería darle un cargo oficial a Piedad Córdoba, dado que se la pasa en Caracas, y el Senado colombiano darle una sanción. Yo me pregunto qué hace ella como senadora de Colombia. También sería importante que el Partido Liberal la saque, igual la aceptarían en el Polo y sería la mejor amiga de Petro, quien por cierto no dijo nada, sólo un vacío discurso, cuando le preguntaron acerca de si las Farc era terroristas o no.
amor tu artículo es muy bueno