miércoles, 4 de julio de 2007

Cuentas alegres

La fumigación de cultivos ilícitos genera un gran escozor entre los intelectuales, los ambientalistas y Rafael Correa. Ellos, siempre tan críticos y tan aguzados, opinan sobre lo dañino de esta práctica en los seres humanos y en los animales. Ellos, tan preocupados por la salud humana y por los pobres cocaleros, proponen la legalización, o en su defecto, el "desarrollo alternativo".

Tienen razón, la fumigada con glifosato+coadyuvantes es dañina, mata el monte y lo elimina. El problema es la solución que proponen. Para estos personajes, dado que la legalización mundial es casi una quimera, el desarrollo alternativo se convierte en la única alternativa "políticamente correcta".

Para los que no saben, el "desarrollo alternativo" consiste básicamente en impulsar cultivos lícitos que le permitan a los cocaleros sustituir su coca con, digamos, chontaduro.Con este tipo de programas tan humanitarios se deja tranquilos a los cocaleros (no se los fumiga, no se los procesa penalmente, no se les arranca la coca), los hippies pueden respirar en paz y todos tan felices. Sin embargo, el problema con esta solución tan correcta esta en las cuentas, en el billete y en otros detalles insignificantes como la geografía o la infraestructura.

Haciendo unas cuenticas alegres de cuanto costaría sustituir las 78.000 hectáreas de Coca que reseña UNODC por maiz, para utilizar un producto de rápido crecimiento, me sale lo siguiente: Una hectárea de coca al año deja US$9.550 brutos y alrededor de US$2.430 netos al año por la venta de la hoja de coca. Una hectárea de maiz deja US$5.600 brutos y US$1.200 netos al año, tal y como se observa en el siguiente cuadro:


Para lograr incentivar a los cocaleros a pasarse al cultivo del maiz, se requiere, como mínimo, garantizarles que sus ingresos van a mantenerse iguales (dado que no se los penaliza ni se les destruyen los cultivos de coca). En consecuencia, se necesitaría sembrar alrededor de 160.000 hectáreas de maiz para lograr que los cocaleros se cambien de negocio sin el uso de la fuerza.

Para poner esto perspectiva, se requeriría de una inversión "alternativa" de cerca de 256 millones de dolares sólo para cubrir los costos de siembra del maiz , sin incluir la compra de tierra, la mejora de la infraestructura y el traslado de los campesinos a nuevas zonas con todo lo que esto implica (vivienda, educación, etc).


***Debo admitir que empece a escribir este Post pensando en lo absurdo que era insistir en el desarrollo alternativo como única solución. Ahora que hago cuentas alegres, y la cosa no es tan descabellada como aparentaba, me parece, o que la UNODC esta meando fuera del tiesto con esos estimativos que da sobre lo que deja una hectárea de coca, o al Estado le saldría más barato comprarle a los cocaleros su cosecha y dejarse de joder con destruirla. Según UNODC la utilidad en precio de finca de la Coca procesada fue de 683 millones en el año 2006; el monto del Plan Colombia es cercano a ese valor. ¿Que coños están haciendo con esa plata?


Aca esta el Link del informe de UNODC por si alguien se le ocurre algo.

6 comentarios:

claudia dijo...

Amor
estos datos son muy interesantes.
Creo que el negocio está en la fumigación.
De hecho, creo que en el tema de la coca, hay negocios por todos lados.

Maldoror dijo...

Bueno, porque no nos hace las cuenticas alegres de lo que hemos gastado en fumigaciones, estado policiaco, carceles para presos cuyo "crimen" fue consumir o traficar con droga, y de paso toda la violencia que la ilegalización a generado...esas "cuenticas" es la que aguzados criticos de la izquierda y los hippies como ud no parecen estar interesados en hacer.

Apelaez dijo...

Maldoror, esas cuentas las han hecho un millon de veces, de la izquierda a la derecha y en muchos paises. Creo que hay un amplio concenso en la academia sobre lo optimo que seria legalizar. El problema es que no hay concenso político y mientras tanto algo toca hacer, asi a usted no le guste, porque a usted le gusta es vivir en el mundo de las quimeras.

Maldoror dijo...

Apelaez:

Entonces poruque no tiene la decencia de comparar costos de programas. A mi tampoco me entusiasma los cultivos alternativos, pero me parece una alternativa actual. Y no, yo no vivo en el mundo de las quimeras. Soy consciente de que no se va a legalizar de un día para otro. Pero a diferencia suya no tengo ningún interes en mantener el actual estado de cosas (que parte de la idea, esa si quimerica de que se puede acabar el comercio de drogas), mientras pretendo estar a favor de la legalización. Esa, su posición, es una posición inconsistente

Apelaez dijo...

Maldoror

Creo que primero deberia terminar de leerse el artículo. Se daría cuenta de que me parece aberrante la forma como se gasta la plata de la "lucha contra la droga". Sobre que me ponga a comparar cueanto cuesta lo que usted dice, como le dije ya lo han hecho muchas veces y a mi me da pereza.

Yo no tengo ninguna posición "Inconsciente", yo creo que la droga se deberia legalizar y punto. Como eso es inviable en estos momentos, toca hacer algo.

Los cultivos alternativos pueden ayudar, pero se necesita tambien la coerción, se necesita elevar el "costo" de sembrar coca. Si el cocalero puede sembrar coca sin ningun miedo a ser sancionado, simplemente continuara en el negocio porque es lo más racional y rentable que puede hacer.

Anónimo dijo...

La siembra de coca no genera enormes cantidades de dinero, como sucede con el trafico de cocaina. Por eso, atacar a los cocaleros es un a estrategia completamente errada. Por qué no se ataca a las cadenas de trafico de cocaina? Es ahi donde esta el negocio!

o-lu
http://socioenlinea.blog.lemonde.fr/