martes, 8 de enero de 2008

Reformistas y Revolucionarios

"El reformismo promueve una izquierda adocenada y sometida al poder burgués, soporte del capital y obstáculo para los cambios democráticos y sociales", escribía en diciembre Carlos Lozano en el periódico Voz. Hoy Carlos Gaviria critica a Samuel Moreno por nombrar un Secretario de Hacienda "neoliberal". Ambos se atrincheran en la esquina cavernaria del Polo Democrático y agitan con rabia las banderas del marxismo caduco.

Ellos no son reformistas, son revolucionarios. Quieren -me imagino- una economía planificada al estilo soviético y una limitación radical de la propiedad privada. Por razones prácticas Lucho, y ahora Samuel, deciden adoptar la retórica izquierdista y gobernar de acuerdo con las recetas liberales.

Lucho, que antes quemaba banderas gringas, hoy habla de la importancia de la inversión extranjera (la gringa incluida) y hasta montó una oficina para tal fin. Samuel, que se autodenominaba en la campaña como un izquierdista, hoy tiene como punta de lanza de la estrategia financiera a un economista de la escuela austriaca y en otros puestos a viejas figuras de la "oligarquía" bogotana.

La contradicción entre el dicho y el hecho es evidente, la izquierda colombiana no es más que una colección de frasesitas efectistas y pancartas pendejas. No existe articulación alguna entre la retórica de sus pasquines y la implementación de sus políticas.

11 comentarios:

doppiafila dijo...

Hola Apelaez, la izquierda colombiana, en mi opinión, debería decidir pronto por el abandono de las posiciones extremas, para dedicarse a un reformismo total y decididamente democrático... DEsafortunadamente siempre hay alguien que dice cosas como "ni con Uribe ni con las FARC"... Ojalá ñle vaya bien a Lucho en lo que decida hacer
Saludos, Doppiafila

Apelaez dijo...

Para lograr eso el Polo Democratico Alternativo tiene que dividirse y sacar a los que conforman la parranda radical: el partido comunista, el MOIR, etc.

Vamos a ver si lo hacen

doppiafila dijo...

A las izquierdas les encanta dividirse, pero la polarización de los sistemas electorales y la supersimplificacion de la política empuja para que junten más tendencias posibles... vamos a ver!
Un saludo, Doppiafila

Carlos dijo...

Juan Ricardo Ortega es economista de la Escuela Austriaca??

Hasta ahora me entero...

Apelaez dijo...

Digamos que le gusta Hayek (y eso lo se por información directa)

gian dijo...

Hola:
navegando por la red he visto tu blog, me he parado para descansar y lo he explorado, me gusta mucho. Ahora continuo mi viaje. Cuando quieras ven a ver mi blog.
Ciao.

MAP dijo...

Apeláez,
Yo diría más bien que Lucho y Samuel representan una izquierda pragmática (como la del PSOE en España), es decir, una izquierda que evolucionó con la historia y no se quedó en los sueños de revolución social, como sí parece ocurrir con Carlos Gaviria y Carlos Lozano.

El problema es que en Polo (o algunos del Polo) no saben lo que es constituír un partido que esté al día en cuestiones políticas, simplemente prefieren quedarse con las viejas fórmulas, algo demagogas y muy efectistas.

Anónimo dijo...

samuel moreno nunca ha sido de izquierda, el nieto de dictador es un populista de derecha esclavo de los designios de su mamita la capitana, semejante tarado con sonrisa de idiota, estrato 50 y gigoló de oficina senatorial NUNCA ha sido de izquierda

Anónimo dijo...

y se escribe "frasecitas"

lozano es un tirapiedra de lo peor, ese man no representa ni a la mama, mucho menos el jaime caycedo, apologista de las farc

Anónimo dijo...

"No existe articulación alguna entre la retórica de sus pasquines y la implementación de sus políticas".

esa frase se le puede aplicar tambien a la gran mayoria de partidos de derecha, empezando por esa basura de partido de la u

Apelaez dijo...

como diga el anonimo de canada