lunes, 13 de agosto de 2007

¿Voto vital?

Hace poco vi a Mockus enseñando su programa Voto Vital en televisión. Su mensaje fue simple y contundente: informese antes de votar. Yo, debo aceptarlo, siempre he votado con información insuficiente. He votado por el candidato que me recomendó un primo, por el que estudió en la Universidad o por el que era la ficha de mi candidato principal (a Presidente o a Alcalde). Sus propuestas me importaron siempre bastante poco y generalmente tomé la decisión basandome en las condiciones particulares del candidato, como por ejemplo, que no fuera un hampón o un urbanizador pirata.

Esta vez quiero hacer la tarea. Voy a intentar evaluar los cerca de 500 candidatos al Concejo de Bogotá para poder tomar una decisión informada. Para poner esto en contexto, escoger el candidato ideal de manera informada es igual a escoger un yogur en un mega supermercado con quinientas variedades diferentes pero parecidas. Primero estarían los sabores: fresa, mango, kiwi, melocotón, manzana, chocolate, mora, frutos rojos. Hasta aquí la cosa es sencilla, a mi me gustan los de frutos rojos, mora o naturales. Sin embargo, estos a su vez pueden ser light, naturales, o estar diseñados para mejorar la flora intestinal. Entre estos últimos debería escoger entre los que tienen Bifidobacterium DN 173-010, Probi 2, Vitaminas B1 yB2, Calcio, Cobre, Zinc y las multiples posibles combinaciones de estos ingredientes. Igualmente, debería tener en cuenta la naturaleza de su productor: si es nacional o extranjero, si trata bien a los empleados, si usa buenos productos orgánicos o si las frutas utilizadas son fumigadas con DDT. Para hacerse a una idea, a continuación pongo una imagen de 500 yogures entre los que debería tener que escoger:



Esta tarea me tomaría por lo menos una quincena. Para empezar, tendría que investigar las características básicas (sabores, precios, ingredientes, ventas, opiniones de terceros) de cada uno de los 500 yogures. Luego sería necesario hacer una matriz con mínimo 3.500 campos y diseñar un algoritmo para comparar los criterios seleccionados y tener como resultado el yogur que mejor se ajusta a mis necesidades. Obviamente no lo voy a hacer. El costo supera el beneficio. Compraré el yogur que mi mamá me recomienda o el que tenga la mejor propaganda.

Lo mismo me pasará con mi voto vital, a lo mejor se llama "vital" porque para cumplir con sus principios, se le debe dedicar media vida. No tengo tiempo para investigar quien es Publio Sierra o cual ha sido la trayectoria política de Nixón Pabón o de su copartidaria María Gladys Buitrago de Amaya. El costo de adquirir esta información supera de lejos los beneficios que me trae. En consecuencia, haré lo mismo que con el Yogur, votaré por el concejal que me recomiende mi mamá.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Por esa razon exiten los partidos, para que los electores se orienten de acuerdo con programas y concepciones de la sociedad. Es un primer paso para hacr mas facil la tarea de elegir.
saludos
o-lu

El Forastero dijo...

¿Y a tu mamá quien le recomienda un candidato? ¿O acaso ella sí hace las pesquisas a los 500 yogures?

No siempre es malo ser una ficha de dominó que otra empuja, pero al menos es bueno saber quién da el primer empujón y por qué

Anónimo dijo...

Cabe anotar que la mamá de apelaez es experta en gestión política y tiene un master en teoría de juegos.

El Forastero dijo...

Por cierto, deberías activar la opción de que los comentarios se desplieguen en ventana emergente. eso facilita la navegabilidad

Apelaez dijo...

Forastero, voy a intentar hacer eso de la ventana emergente, me parece buena idea.

O lu, de acuerdo, para eso sirven los partidos, y añadiría yo, las marcas. Sin embargo, yo confio en Alpina pero no en el Partido Liberal (o cualquier otro) y por ende los partidos no cumplen su finalidad 0 mejor, la cumplen pero a la inversa.

Maldoror dijo...

¿No ha considerado votar en blanco o no votar para elecciones en las que no sabe nada de los candidatos?

Apelaez dijo...

No lo he considerado. Prefiero votar por el que me recomiende mi mamá.

claudia dijo...

¿¿ESTE MALDOROR DE DÓNDE SALIÓ??? LAS PERSONAS SIEMPRE VOTAN POR LOS QUE LE PROMETEN, POR SI ELLOS SE BENEFICIAN, POR SI SU ENTORNO DIRECTO SE BENEFICIA O PORQUE ES SU AMIGO O JUSTAMENTE POR LAS RAZONES QUE COMENTAS ALE.
Tu comentario es completamente válido y Mockus debería haberse lanzado a la alcaldía en lugar de seguir haciendo experimentos de ciudadanía.

Maldoror dijo...

Claudia:

Yo no estaba preguntando porque "las personas votan". Simplemente estaba sugiriendo que su uno no tiene ni idea realmente, de por quién votar quizás lo más sano éticamente sea no votar por nadie

Lanark dijo...

¿les suena Google? Se supone que hay un sistema para escoger entre varios millones de páginas la que busca uno dandole un par de palabritas al motor de búsqueda. No funciona del todo bien, pero funciona. La gente cree que es un mecanismo trivial de buscar el par de palabritas en las páginas web, olvidando que aún ese mecanismo trivial es imposible de llevar a cabo en un tiempo que no sea de días, aún para un computador supertenaz. Pero no. Resulta que la tecnología ya encontró cómo lidiar con cantidades de información, digamos, cinco órdenes de magnitud por encima de los 400 candidatos a la alcaldía de Bogotá.

Asumir que uno tiene que aprenderse la hoja de vida de los 400 para poder asignarles un puntaje con una fórmula parecida a la que impone la ley para los salarios de los profesores en universiades públicas es, por decir lo menos, es una actitud que está en algún punto entre el tinterillo y el burócrata sindicalizado.

Explicar los rudimentos del área llamada en inglés "Information Retrieval" que no he sido capaz de traducir satisfactoriamente, tomaría un post, pero voy a mencionar un par de procedimientos que podrían permitir escoger un candidato sin tomarse un mes de estudio concienzudo.

1) Agregación (clustering). Primero que todo, se procura organizar los candidatos en grupos, dada una información adicional que uno tenga de entrada. Ellos pertenecen a partidos políticos, de modo que de una uno tiene una taxonomía más o menos fiable. Pero puede definir sus propios grupos, si conoce por ejemplo apellidos de familias ilustres de politiqueros, tiene prejuicios con los nombres, cree en la astrología, tiene el don una idea de la gente por la cara, o algo. Un esquema de clasificación no necesariamente es perfecto, y siempre hay márgenes de error que no invalidan su uso.

2) Representación con índices (indexing). Los candidatos pueden representarse con los rasgos que uno pueda considerar relevantes. Desde luego, hay unos genéricos del grupo al que pertenecen, lo cual ahorra muchísimo trabajo, pero también tienen rasgos personales, que uno incluye si le parecen importantes.

3) Descarte de la mayoría de candidatos. Habrá algunos que, con la información que ya aparece, uno puede descartar de entrada. Por ejemplo, si a uno le parece que nadie que tenga tratos con el Polo puede ser decente, eso ya le permite simplificar bastante su búsqueda.

4) Asignación de puntajes (ranking) Esto ya es preferible que implique horribles números, y procedimientos matemáticos de diversas complejidades que uno hasta el momento puede haber despreciado. Usualmente, se utilizan métodos de álgebra lineal que permiten hacer un uso óptimo de los índices y minimizar el efecto de la información faltante. Algo bastante diferente a los sistemas de puntajes que se usan en la burocracia colombiana.

5) Evaluación. Es posible hacer un análisis de qué tan robusto es el procedimiento, con diversas técnicas. Una, la evaluación cruzada, consiste en ver qué tanto la inclusión de información extra, cierta o falsa, relevante o irrelevante, afecta los resultados. Otras son análisis estadísticos que le dan a uno el margen de fiabilidad de su método. Otras, son evaluaciones propiamente de IR donde uno tiene información fiable de elecciones anteriores y puede ver si su método, aplicado a esos casos, le da buena precisión (¿son todos los que están?) o amplitud ("recall" ¿están todos los que son?).

En fin. Mil perdones por el ladrillo de digresión tecnocrática.

Apelaez dijo...

Lanark. Excelente su disgresión tecnocrática, me parece que tiene toda la razón. De paso, un amigo me decia que los partidos deberian ser reemplazados por "head hunters". Así, uno votaría digamos por KornFerry, y estos elegirian técnicamente a la persona mas apta para ser alcalde, de la misma manera que eligen al presidente de una multinacional.